musica musica
miércoles 02 de marzo de 2016

Alejandro Sanz, en contra de la violencia de género

"Tengo muchas ganas de llegar a la Argentina. Siempre fue mi país fetiche. Me da suerte, es una cábala. Es un país que adoro y que sentí como mi casa desde el primer día", expresó Sanz, emocionado, minutos antes de salir al escenario de Movistar Arena de Chile.

El reconocido cantante y compositor español Alejandro Sanz (47), que lleva vendidos más de 25 millones de discos, presentará mañana su nuevo álbum, Sirope, en el primero de dos recitales que ofrecerá en el estadio GEBA de la Capital Federal.

"Tengo muchas ganas de llegar a la Argentina. Siempre fue mi país fetiche. Me da suerte, es una cábala. Es un país que adoro y que sentí como mi casa desde el primer día", expresó Sanz, emocionado, minutos antes de salir al escenario de Movistar Arena de Chile.

El cantautor, que fue bautizado en redes sociales como un símbolo de la lucha contra el maltrato a la mujer luego de lo sucedido en el recital de febrero en Rosarito (México) –interrumpió un recital para detener el maltrato de un asistente a una mujer–, actuará esta noche en el Orfeo de Córdoba, y mañana y el sábado en Buenos Aires.

Junto a sus nueve músicos, Sanz dijo que está "preparando la presentación desde mediados de 2015" y agregó: "Pero en realidad, vengo preparándome para esto desde hace más de veintitantos años. Todo lo que se ha hecho antes sirve para subirse al escenario con más ganas y más experiencias. Siempre tengo muchas de volver a la Argentina".

El nuevo álbum del español, décimo primero en su discografía de estudio y que contó con la coproducción del argentino Sebastián Krys, comenzó a tomar forma a través de notas de voz grabadas en su teléfono celular (ver aparte).

Previo a presentarse en Argentina, el cantautor visitó México y Chile, y fue en Rosarito (México) que su show cobró gran repercusión en los medios internacionales. El pasado sábado 19 de febrero, el artista notó desde arriba del escenario que un hombre del público maltrataba a una mujer; decidió dejar de cantar y echarlo, dejándolo expuesto frente a un estadio Baja California Center repleto.

"Nunca jamás pensé que iba a tener una repercusión tan grande pero me alegro porque me parece bien. La violencia machista no es un problema de la mujer sino de toda la sociedad y todos estamos haciendo algo mal", consideró el ganador de 17 premios Grammy Latino.

"Reaccioné de forma instintiva. Me enfurecí –reflexionó–, no soporto que un hombre le pegue a una mujer. Quiero creer que cualquiera en mi situación hubiera actuado igual. El que maltrata es un cobarde pero el que lo ve y no hace nada, también lo es". En la misma línea, disparó: "Es una guerra silenciosa en la que se matan muchísimas mujeres en el mundo cada año, a mano de los hombres. Es una pesadilla de la sociedad y debemos sentirnos muy avergonzados de eso".

"No somos fáciles como especie –ahondó–, todos tenemos nuestras formas de pensar, diferentes intereses sociales, políticos y culturales. No es nada fácil pero siempre hay que buscar el lado positivo, pensar que vamos a tratar de solucionarlo".

Con ímpetu, resaltó: "Quiero creer que hay un avance. El mundo avanza mucho más rápido en materia social que económica y políticamente. La concientización de la gente es mucho mayor ahora en el terreno de los derechos, por ejemplo. Hay conciencia, la sociedad civil y los políticos van más rápido pero no hay recursos".

Consultado sobre la situación social y política que se vive en España desde hace unos años, Sanz opinó que "es un momento difícil. Las elecciones no se han dado claras, entonces toca negociar. Sinceramente creo que no se va a llegar a ningún acuerdo y que se va a tener que votar nuevamente. Es un momento convulso pero tengo confianza en que vamos a salir de eso".
"Donde hay democracia, ocurren estas cosas. En el momento en el que no haya democracia, no pasarán. Me alegra que, por lo menos, en mi país se pueda votar lo que cada uno quiera. Es genial que surjan nuevas ideas políticas y gente nueva con ideas diferentes", concluyó.

Fuente: Télam
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas