mundo - Francisco Francisco
viernes 04 de marzo de 2016

Víctimas reclamaron que la Iglesia se expida sobre los curas pedófilos

"Hasta ahora hemos escuchado palabras. Necesitamos pasar a una acción concreta, pidió Anthony Foster, padre de dos niñas violadas por un cura.

Las víctimas de sacerdotes pedófilos en Australia pidieron ayer en Roma a la Iglesia que no se limite a decir "palabras" y pasar a los actos, tras escuchar el testimonio del cardenal George Pell sobre el encubrimiento por décadas del fenómeno en su país.

"Hasta ahora hemos escuchado palabras. Necesitamos pasar a una acción concreta, y que se use todo el peso de la Iglesia para ayudar a las víctimas y para que eso no vuelva a ocurrir", pidió Anthony Foster, padre de dos niñas violadas por un cura, al término de una reunión a puerta cerrada con el cardenal.

"Esperamos que la Iglesia nos pida perdón y queremos reparación para las víctimas", agregó Foster, quien viajó desde Ballarat, la ciudad natal del cardenal Pell, cerca de Melbourne, a Roma para asistir a interrogatorio del purpurado.

El cardenal australiano, "ministro" de Economía del Vaticano, declaró ayer por cuarta y última vez ante la comisión gubernamental que investiga en Australia los abusos sexuales cometidos contra niños por sacerdotes y religiosos de la diócesis de Melbourne, cuando era arzobispo de esa ciudad.

Pell considera que fue una "coincidencia desastrosa" que cinco sacerdotes abusaran de menores cuando ejercía en esa ciudad.

Debido a problemas del corazón, el prelado, de 74 años, declaró desde un hotel de Roma por medio de videoconferencia, mientras un grupo de víctimas han viajado gracias a una suscripción.

"George Pell era obispo auxiliar, responsable de vigilar a los sacerdotes que abusaron de mis hijas", lamenta Foster.

En un breve comunicado leído a la prensa después de reunirse con las víctimas, el cardenal reconoció que escuchó "historias de sufrimiento". "Fue duro", admitió el estrecho colaborador de Francisco.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas