mundo - Venezuela Venezuela
viernes 09 de septiembre de 2016

Venezuela tensa: la oposición condena el "sitio" a Henrique Capriles

El ex candidato a presidente dijo que "bandidos de Maduro" lo retuvieron en el aeropuerto de la isla de Margarita.

El dos veces candidato presidencial venezolano Henrique Capriles denunció que durante cuatro horas estuvo "sitiado" por "bandas armadas del gobierno" en el aeropuerto de la isla caribeña de Margarita.

"Tuvimos cuatro horas sitiados por bandas armadas (...) No se trata de mí sino de todas las personas que también estaban allí y todo lo que les tocó vivir", dijo.

Capriles arribó la noche del miércoles a la isla para participar en la celebración de los 105 años de la coronación de la Virgen del Valle, que se desarrolló ayer con una procesión y diversas actividades religiosas.

Después de estar "sitiado", logró salir de la terminal y entrar a la isla, según su propio relato vía Twitter y Periscope, recogido por la prensa venezolana.

Capriles difundió una decena de mensajes y videos para dar cuenta de la situación dentro del aeropuerto de la isla de Margarita y donde relata la presencia de personas encapuchadas y supuestamente armadas que lo mantuvieron sitiado en la terminal por unas cuatro horas.

El dirigente, quien además es gobernador del céntrico estado Miranda, vecino a Caracas, responsabilizó al presidente Nicolás Maduro de la situación irregular registrada en la terminal aérea, que a su juicio pretendía "buscar un muerto".

Sin embargo, Richard Fermín, alcalde de la ciudad de La Asunción en Margarita, dijo que "grupos armados y encapuchados" intentaron agredir a Capriles "con el amparo de la Guardia Nacional", e indicó que ni Capriles ni ningún miembro de su grupo resultó herido durante los incidentes.

La opositora Lilian Tintori, esposa del encarcelado Leopoldo López, acusó también al gobierno de haber ordenado que "los grupos agresivos actúen" en la estación aérea.

"Grupos armados lo rodearon a él y a quienes venían en el avión con él, venían familias con niños. Es indignante a dónde ha llegado esta gente: es represión, acoso, el uso de las armas para intentar bloquear un revocatorio (a Maduro) que se tiene que celebrar este año", dijo.

El presidente del Parlamento venezolano, el opositor Henry Ramos Allup, expresó en Twitter su "solidaridad con Henrique Capriles ante violencia régimen su contra aeropuerto Margarita".

Tintori también dijo que la oposición de Venezuela vive "un atropello diario constante", y con referencia a su intento de llegar al CNE (Consejo Nacional Electoral), el miércoles, para pedir el cronograma del revocatorio, impedido por un grupo de militares, señaló que fue expulsada "con intimidación y acoso". "Ellos (los militares) estaban descontrolados, sabían que está mal, violaron nuestros derechos humanos", dijo la mujer de López.

A su vez el diputado opositor Jony Rahal explicó que alrededor de unas 200 personas, de las cuales unas 15 estaban encapuchadas, tomaron las instalaciones del aeropuerto con la intención de agredir a Capriles.

Capriles envió un mensaje a los embajadores de los países del Movimiento No Alineados, que tiene planeado asistir a la cumbre de ese grupo que se realizará entre el 13 y 18 de este mes en la isla venezolana.

Salir a la calle, una decisión arriesgada
La oposición venezolana busca capitalizar el malestar por la crisis económica para presionar en la calle por un referendo que revoque el mandato del presidente Nicolás Maduro, pero deberá romper apatías, miedos y divisiones para evitar un efecto bumerán.

Aunque la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) la calificó de un "éxito", la movilización del miércoles en las principales ciudades del país dejó ver el reto que tiene esa alianza opositora para mantener activa la protesta, cuando el calendario del Poder Electoral alejó ya la posibilidad de que el referendo sea este año. La multitudinaria marcha del 1 de setiembre, que según la oposición reunió a un millón de personas aunque el gobierno dice que apenas a 30.000, marcó para la MUD el inicio de la agenda "definitiva de lucha" por el revocatorio, que seguirá el próximo miércoles con una protesta de 24 horas.

Pero analistas también advierten de los factores que dificultan una convocatoria siempre nutrida: temor a brotes de violencia, desgaste, un liderazgo dividido, carencias en organización, desconexión entre demandas políticas y sociales, frustración."La gente está un poco decepcionada porque no se ha logrado el objetivo. Cuando pasa la marcha y Maduro sigue en Miraflores, la gente se desmotiva. La estrategia quizás no ha sido la adecuada", comentó José Miguel Villa, de 21 años.

Pero el analista Luis Vicente León considera que "la única forma estable" de llegar al palacio presidencial de Miraflores "es a través del voto". Y "la protesta es un escalón más en una larga escalera".

En contraste con la poca convocatoria de sus marchas, la MUD arrasó en los comicios legislativos de diciembre pasado, que le dieron el control del Parlamento tras 17 años de hegemonía chavista.

"No es fácil motivar a la gente y poner un millón de personas en la calle, pero incluso si se usa indiscriminadamente un recurso como éste tiende a tener un rendimiento decreciente", reconoció en estos días el presidente del Parlamento, el opositor Henry Ramos Allup.

Fuente:

Más Leídas