mundo mundo
viernes 09 de septiembre de 2016

Una peluquera noruega, a juicio por rechazar a una musulmana con velo

Merete Hodne enfrenta hasta seis meses de cárcel por no haber aceptado en octubre a Malika Bayan en su peluquería de Bryne.

Una peluquera compareció este jueves en un tribunal de Noruega por haber rechazado a una musulmana que llevaba el hiyab, en el primer caso sobre el uso del velo juzgado en el país.

Merete Hodne enfrenta hasta seis meses de cárcel por no haber aceptado en octubre a Malika Bayan en su peluquería de Bryne, un pueblo de Noruega, afirmando según el acta de acusación que "tendría que buscarse otro sitio porque ella no aceptaba (personas) como ella".

En su defensa, la peluquera, de 47 años, explicó que entendía el hiyab como un emblema político de una ideología de la que dice tener miedo, más que un simple atuendo religioso.

"Veo en el pañuelo un símbolo totalitario. Cuando veo un hiyab, no pienso en la religión sino en ideologías y regímenes totalitarios", explicó ante los jueces, según el diario Verdens Gang (VG). "Un hiyab no es religioso sino político", agregó.

Presentada por los medios noruegos como una exmilitante de movimientos islamófobos como Pegida, la peluquera consideró en una entrevista con la cadena TV2 que el velo era un símbolo de la "ideología islámica", el "mal" según ella, como "la cruz gamada lo es del nazismo".

Además, afirmó que aceptar en el salón a una mujer con velo le habría obligado a rechazar a clientes masculinos a los que la eventual clienta no podría mostrar sus cabellos.

La peluquera rechazó pagar una multa de 8.000 coronas (unos 980 dólares) por discriminación religiosa. El caso está ahora en manos del tribunal de Jaeren, que tiene que examinarlo este jueves.

Aunque admitió que podría haber tratado a Bayan más cortésmente, Hodne rechazó los cargos por discriminación religiosa.

"He conocido el racismo y la discriminación antes de esto, miradas de soslayo y cosas así, pero nunca tan directamente a la cara", declaró el jueves Bayan, citada por la agencia NTB.

"Esto me ha dolido en muchos aspectos. Me sentí pequeña, estúpida, no integrada, dolorida. No podía entender cómo un pañuelo en la cabeza podía causar eso", dijo.

La policía informó que pedirá que la multa sea elevada a 9.600 coronas (unos 1.200 dólares) o, en el caso de que la mujer decida no pagarla, que sea condenada a 19 días de cárcel.

El lunes se hará público el veredicto.
Fuente: AFP vía Noticias Argentinas

Más Leídas