mundo mundo
miércoles 20 de julio de 2016

Un tribunal boliviano aceptó juzgar individualmente al militar que capturó al Che Guevara

Un tribunal boliviano aceptó postergar el juicio contra el general Gary Prado Salmón, acusado de participar en 2009 de un intento secesionista en Santa Cruz de la Sierra

Un tribunal boliviano aceptó postergar el juicio contra el general Gary Prado Salmón, acusado de participar en 2009 de un intento secesionista en Santa Cruz de la Sierra y que en 1967 capturó a Ernesto 'Che' Guevara, informó su defensa, mientras que el gobierno anunció que apelará el fallo.

El juez Sixto Fernández hizo lugar a la petición realizada por la defensa de Prado Salmón para que sea juzgado individualmente por otro tribunal por razones de salud, explicó a EFE el abogado Gary Prado Arauz, defensor e hijo del militar en retiro.

"El tribunal leyó la resolución por la cual dispone la separación del general Prado del proceso para que cuando esté restablecido en su salud otro tribunal lo juzgue a él solo", dijo Prado Arauz.

Agregó que la Fiscalía y el Ministerio de Gobierno (Interior) han anunciado que apelarán la decisión, para lo cual tendrán 72 horas.

Gary Prado Salmón dirigió el 8 de octubre de 1967 la patrulla que capturó al Che Guevara en el sureste de Bolivia, donde fracasaron el revolucionario y su guerrilla.

Al día siguiente, las autoridades bolivianas dieron la orden de ejecutar al combatiente, que cumplió el sargento Mario Terán en la escuela del caserío La Higuera.

Hace unos días, el presidente boliviano, Evo Morales, admirador del guerrillero, acusó a Prado en un tuit de haber sido quien asesinó al combatiente, pero fue desmentido en la misma red social.

Prado Salmón quedó paralizado de la cintura para abajo en 1981 cuando un disparo, producto de una mala manipulación de armas de uno de sus camaradas, le hirió en la columna.

El general está acusado de los supuestos delitos de terrorismo y alzamiento armado en un caso que lleva tratándose en la Justicia desde abril de 2009, cuando la Policía acabó con un grupo armado de extranjeros que apoyaban a líderes autonomistas para buscar la secesión de la próspera región de Santa Cruz.

El gobierno ha defendido siempre que el plan terrorista existió y que estuvo financiado por líderes cruceños, mientras que estos replicaron que todo fue un montaje del Ejecutivo para perseguir a los políticos de Santa Cruz con el fin de anularlos.

Prado Arauz alertó la semana pasada que la salud de su padre está en riesgo porque a su condición de lisiado se sumó la aparición de abscesos que pueden derivar en úlceras debido al excesivo tiempo que pasa sentado, en las audiencias para defenderse de la acusación de terrorismo.

Por ello pidió que las autoridades, en consideración a la situación de discapacidad de su padre, lo juzguen en un proceso separado del grupo global con decenas de imputados.

Uno de los fiscales a cargo del caso, Óscar Vera, señaló que "ninguno de los informes médicos refieren que el general Prado no puede asistir a audiencia", por lo que "no procede" su separación del juicio, una posición compartida por los representantes del Ministerio de Gobierno, según un comunicado de la Fiscalía.
Fuente:

Más Leídas