mundo - Turquía Turquía
viernes 21 de julio de 2017

Un terremoto dejó dos turistas muertos y 90 heridos en la isla griega de Kos

Las dos víctimas mortales del seísmo, de magnitud 6,4 y registrado en el mar Egeo entre las costas de Grecia y Turquía, son un sueco y un turco

Un terremoto de magnitud de 6,4 en la escala de Richter registrado en el mar Egeo entre las costas de Grecia y Turquía ha dejado este viernes al menos dos muertos, 90 heridos y cuantiosos daños materiales en la turística isla griega de Kos, ha informado su alcalde Yorgos Kyritsis. Los fallecidos son un turista sueco de 27 años y otro turco de 39, según la agencia estatal griega de noticias ANA, que estaban en el momento del temblor, sobre la 1.30 hora local (22.30 GMT), en un bar cuyo techo se ha venido abajo. Los principales daños por el seísmo se han registrado en el este de la isla, donde miles de residentes y turistas han pasado la noche al raso.

El epicentro se ha situado a 10 kilómetros de la ciudad balnearia turca de Bodrum y a unos 16 de la isla de Kos, mientras que el hipocentro ha estado ubicado a unos 10 kilómetros de profundidad, según el Instituto Geodinámico de Atenas, que cifra la magnitud en 6,4. Según el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS, en inglés) ha sido de 6,7.

Según Protección civil, 90 personas han sido atendidas en hospitales, de las cuales 75 han sido dadas de alta tras recibir primeros auxilios. De las 15 restantes que permanecen ingresadas con lesiones, cinco han sido o serán trasladadas a otros hospitales fuera de la isla. Tres de ellas han sido transportadas al hospital universitario de Heraclión en la isla de Creta, y otras tres, con problemas traumatológicos, lo serán esta tarde a Elefsina, cerca de Atenas. Los cinco heridos graves son dos suecos —uno sufre una hemorragia cerebral y el otro la amputación de las dos piernas—,; otra, una ciudadana noruega con fractura de tibia; y otros dos griegos, cuyas lesiones no han sido facilitadas.

El seísmo ha causado daños en muchos hogares y ha hecho cundir el pánico entre muchos habitantes, que han desalojado sus casas por miedo a réplicas.Ha durado cerca de medio minuto, lo que ha hecho que se sintiera con especial intensidad, y ha llevado a centenares de personas a pasar la noche en la calle. Un tercio del territorio insular se ha quedado sin electricidad tras el temblor, que se ha sentido también en la isla de Rodas.

Embed

Las infraestructuras hoteleras han resistido bien, según la presidenta de la asociación de hoteleros de la isla, Konstantina Svinu. "En ninguno de los hoteles de la isla se han registrado daños importantes", ha destacado Svinu, para añadir que "muy pocos de los 180.000 a 200.000 turistas que están actualmente en la isla han decidido interrumpir sus vacaciones".

Protección Civil está evaluando los daños que, según un primer balance, son considerables en el casco antiguo de la capital, pero menores en el conjunto de la isla. El puerto de la ciudad ha sufrido graves daños, como ha declarado a la televisión pública el viceministro de Marina, Nektarios Santorini, quien se ha desplazado junto a otros miembros del Gobierno a la isla. Santorini ha explicado que, por el momento, no pueden atracar en el puerto grandes embarcaciones.

Dos grandes ferries, con 260 pasajeros uno y cerca de 80 el otro, se han visto obligados a atracar en islas cercanas. Según ha dicho el ministro de Transporte e Infraestructuras, Jristos Spiritzis, a la agencia griega de noticias AMNA, se espera que hacia el mediodía llegue a la isla un equipo de expertos para hacer una evaluación de los daños. En cuanto al aeropuerto de Kos, las autoridades están procediendo a comprobar la magnitud de los daños sufridos pero está aún operativo.

Embed

La situación esta mañana se ha calmado en Kos y buena parte de la isla intenta volver a la normalidad, relatan periodistas locales, quienes señalan que el tráfico funciona con normalidad y las tiendas han abierto regularmente. Kos, situada en el archipiélago del Dodecaneso, es una isla turística y una de las cinco islas del mar Egeo que más se ha visto afectada por la crisis de refugiados. Con una población de en torno a 30.000 personas, alberga a cerca de 3.000 refugiados en campamentos, hoteles y apartamentos instalados por el Gobierno con el apoyo de Acnur.

Causa un 'minitsunami' que daña barcos en Turquía
El seísmo también se ha sentido en Mugla, en la costa egea de Turquía. La gobernadora de esta provincia, Esengul Civelek, ha confirmado a la agencia Anatolia que las primeras informaciones apuntan a que el terremoto no ha provocado víctimas ni daños estructurales en suelo turco.

El Centro Sismológico Europeo en el Mediterráneo, que cifra en 65.000 las personas que han sentido el temblor, ha detectado más de una decena de réplicas de una magnitud de entre 3,7 y 5,1 y "un maremoto claramente visible con una amplitud aproximada de 25 centímetros". "Confirmado un pequeño maremoto. Eviten las playas del área. Están a salvo en zonas altas", ha añadido en Twitter.

El observatorio sismográfico de Kandilli ha confirmado que se ha registrado una ola de cerca de medio metro en la costa de Bodrum, pero que no se esperan más movimientos marinos, según el diario Hürriyet. Algunas embarcaciones menores han sufrido daños o han quedado semihundidas por este pequeño tsunami en el puerto de Bodrum y, según este medio, unos 60 coches han resultado dañados al ser arrastrados por la ola, que en algunas zonas se ha adentrado en tierra hasta un centenar de metros. Tras el primer sismo, se han registrado unas 150 réplicas, de las que 16 han superado una magnitud de 4,0, según los datos publicados en la web de Kandilli.

Turquía y Grecia están situadas en una falla geológica, por lo que han sufrido varios seísmos en los últimos años. Desde principios de año, la costa egea de Turquía fue golpeada por fuertes terremotos. El pasado 12 de junio, un seísmo de 6,1 en la escala de Richter dejó una mujer muerta y 12 heridos en la isla griega de Lesbos. El más grave se produjo 17 de agosto de 1999, un seísmo de más de 7.0 en la escala de Richter, cerca de Esmirna arrasó amplias zonas en el noroeste del país, donde mató a más de 17.000 personas.

Fuente: Efe vía Télam.
Fuente:

Más Leídas