mundo mundo
domingo 23 de julio de 2017

Un popular juego sexual la llevó a la muerte

Katie Widdowson, una joven de Birmingham de 24 años de edad, ha fallecido como consecuencia de una infección en el brazo que contrajo tras ser herida durante un juego sexual con su novio.

La joven acudió al Hospital Good Hope con un dolor agonizante tras dañarse la muñeca cuando su novio la ató a la cama. Los médicos después de una radiografía la diagnosticaron un esguince, la mandaron tomar analgésicos y la enviaron a casa.

Sin embargo, al día siguiente Katie no era capaz de mover el brazo que había adoptado un color negro y parecía necrosado. Por ello llamó a una ambulancia que la trasladase de nuevo al hospital.

Fue de camino al hospital cuando los médicos certificaron la muerte de Widdowson por un ataque cardiaco, según publica dailymail.co.uk. La familia, que está pensando en emprender acciones legales, le culpa de no hacer el diagnóstico correcto.

Por su parte, la investigación ha concluido que la joven habría contraído fascitis necrotizante, una infección aguda que se extiende por el tejido celular subcutáneo, y esto le causó la muerte.
Fuente: telecinco.es

Más Leídas