mundo mundo
jueves 05 de enero de 2017

Un político culpó a las mujeres indias por las agresiones sexuales que padecieron en año nuevo

El ministro del Interior del estado de Karnataka aseguró que fueron atacadas poruqe "iban vestidas a lo occidental".

El ministro de Interior del estado de Karnataka, G. Parameshwara, fue criticado con virulencia después de culpar a las mujeres por las agresiones sexuales colectivas que sufrieron en Bangalore en la Nochevieja. Defensores de los derechos de las mujeres y partidos de la oposición piden su renuncia.

Según declaró el político al canal Times Now, los ataques ocurrieron porque las mujeres estaban "vestidas a la occidental". "Entonces se producen problemas, las chicas son acosadas, son cosas que pasan en estos eventos", destacó, lo que le generó numerosas manifestaciones de repudio.

En una conferencia de prensa, Parameshwara luego declaró que sus palabras habían sido deformadas y afirmó que "respetaba a las mujeres" y era "responsabilidad del gobierno garantizar la seguridad de las mujeres y los niños. No comprometeremos su seguridad. Es una de mis prioridades".

El viceministro de Interior indio, Kiren Rijiju, condenó las comentarios "irresponsables" del político pidió a las fuerzas de seguridad que "pongan entre rejas" a los acosadores.

Según denunciaron medios indios, varias mujeres que celebraban la llegada del nuevo año fueron perseguidas, manoseadas, maltratadas y robadas en las principales calles de la ciudad. Diarios como el Bangalore Mirror publicaron fotos en las que se aprecia a distintas mujeres rodeadas por una turba o protegidas por miembros de las fuerzas de seguridad o por sus propios acompañantes.

También circularon videos de agresiones en callejones. Bangalore, capital del estado de Karnataka, es un polo tecnológico por lo general considerado seguro para las mujeres.

La policía india anunció este miércoles la apertura de una investigación y la detención de cuatro personas, identificadas gracias a cámaras de seguridad.

La investigación fue abierta por acoso sexual, intentos de desnudar a las víctimas y retenerlas contra su voluntad. Bangalore, capital del estado de Karnataka, es un polo tecnológico por lo general considerado seguro para las mujeres.

En India, la violencia sexual es un flagelo. La ley a este respecto se endureció en 2013 tras la violación en grupo de una estudiante en un colectivo en Nueva Delhi que murió a causa de sus heridas, desencadenando una oleada de indignación.

Según datos de la Agencia Nacional de Registro de Crímenes del país asiático (NCRB, en inglés), en 2015 se registraron 34.651 casos de violación en la India. Sim embargo, los activistas por los derechos de las mujeres creen que la cifra es engañosa porque solo una de cada diez mujeres violadas lo dice. Las demás callan para evitar el estigma social e incluso el castigo.

abusos

Fuente: AFP vía Noticias Argentinas

Más Leídas