mundo mundo
sábado 29 de octubre de 2016

Un museo sumó una colección de emojis originales

El museo neoyorquino anunció la adquisición del set original de emojis para su colección permanente, según informó el diario The New York Times

El Museo de Arte Moderno (MoMA) de Nueva York agregó a su colección los 176 emojis originales, creados por el japonés Shigetaka Kurita, quien consideró que su uso en los servicios de mensajería actuales no tiene que ver con que las personas tengan un "vocabulario limitado" sino que, por el contrario, representan una forma más de expresión, confirmó hoy la prensa británica.

El museo neoyorquino anunció la adquisición del set original de emojis para su colección permanente, según informó el diario The New York Times, mientras que la curadora del Paola Antonelli explicó que "desde el comienzo (en 1929), parte de la misión del MoMA ha sido exponer y coleccionar arte de nuestro tiempo".

Por su parte, Kurita recordó en declaraciones al periódico británico The Guardian que "el emoji original fue blanco y negro y estaba restringido a 12 por 12 píxeles. El primer color apareció en 1999, cuando otras compañías móviles en Japón comenzaron a diseñar sus propias versiones, como las caras amarillas que vemos hoy".

La historia de estos pequeños íconos empezó cuando un grupo de personas entre las que se encontraba Kurita comenzó a diseñar los primeros emojis para el lanzamiento de i-mode (el servicio de acceso a Internet móvil) por parte de la compañía japonesa NTT DoCoMo en 1999.

"Como los mails en ese servicio solo estaban limitados a 250 caracteres pensamos que los emojis iban a ser una manera fácil y rápida para comunicarse", destacó su inventor.

En este sentido, contó que a mediados de los noventa -antes de los teléfonos móviles- en Japón solían usar los servicios de mensajes "beepers" llamados Pocket Bells, que eran baratos y muy populares entre los jóvenes, en parte porque tenían el símbolo del corazón.

"Después llegó una nueva versión de Pocket Bell más enfocada en los negocios que eliminó el símbolo del corazón, lo cual causó una conmoción popular. Ahí fue cuando entendí que los símbolos tenían que ser parte de cualquier servicio de texto, esa fue mi inspiración", recordó Kurita.

El llamado "padre de los emojis" relató que para su creación se inspiró en los símbolos que se usan para el ronóstico meteorológico y en los propios caracteres de kanji (un sistema de escritura japonesa).

"Al principio fueron cerca de 200 y estaban vinculados con el tiempo, la comida, la bebida, los estados de ánimo y los sentimientos. Para el 'amor" diseñé el emoji del corazón", señaló Kurita, y agregó que este último es su preferido.

Por otro lado, consideró que el uso de los emojis no es un signo de que las personas están perdiendo la habilidad de comunicarse con palabras, o que tienen un vocabulario limitado.

"Las personas de todas las edades entienden que un simple emoji puede decir más de sus emociones que un texto. Los emojis han crecido porque encontraron una necesidad entre los usuarios de telefonía móvil", recalcó Kurita.

Consultado respecto al próximo paso para los emojis, el japonés precisó que será la "localización". En este sentido, explicó que hay muchos símbolos que son específicos para la sociedad y cultura japonesa, y que espera que suceda lo mismo en otros países.

Fuente: Télam

Dejanos tu comentario

Más Leídas