mundo mundo
viernes 29 de abril de 2016

Un municipio de Ibiza quiere prohibir el consumo de cualquier bebida en la vía pública

La iniciativa del nuevo equipo de gobierno, en la actual redacción, también impediría consumir zumos o agua en la calle

El equipo de gobierno del municipio ibicenco de Sant Antoni de Portmany ha elaborado una nueva ordenanza de convivencia, que entre otras disposiciones establece la prohibición de que se pueda beber en la vía pública, ya sean bebidas alcohólicas, zumos o simplemente agua. En el actual mandato, el alcalde de la localidad es el socialista Pep Tur, gracias al acuerdo de gobernabilidad alcanzado hace diez meses entre el PSOE, Reinicia y Proposta per les Illes.

La citada futura normativa se encuentra todavía en fase de aprobación inicial, por lo que aún podría sufrir cambios o modificaciones hasta su aprobación definitiva. De momento, el portavoz de la oposición y exalcalde de la localidad, el popular José Sala, ha expresado ya su rechazo a la prohibición planteada por el tripartito municipal. Sala considera que incluso podría ser «inconstitucional» en su actual redacción.

La iniciativa del tripartito se ha planteado, sobre todo, para que los hoteles y los establecimientos de ocio impidan que sus clientes consuman bebidas en la calle, por ejemplo en vasos de plástico. En la actualidad, en Sant Antoni de Portmany está prohibido ya el consumo de bebidas alcohólicas en la vía pública. La ampliación de la prohibición no afectaría a las terrazas de los bares o de los restaurantes.

Por su parte, el alcalde del municipio indicó ayer que lo que se pretende con la nueva normativa es que «no haya grupos de jóvenes que beban en la calle y molesten», según recoge el diario «Última Hora». Por lo que respecta al hecho de que, en principio, también esté previsto que no se pueda beber ni siquiera agua en la vía pública, el primer edil indicó que la Policía Local no puede comprobar, a simple vista, «si un vaso contiene alcohol o no».

Fuente:

Más Leídas