mundo mundo
miércoles 13 de julio de 2016

Un fotógrafo se cuela en la zona prohibida de Fukushima y muestra una ciudad intacta desde 2011

En las imágenes se muestran ciudades abandonadas en las que todo sigue igual después del desastre.

Un fotógrafo ha entrado de forma ilegal en la zona prohibida de Fukushima y ha conseguido imágenes de los lugares donde la radioactividad alcanza los niveles más elevados. En ellas se muestran ciudades desprovistas de seres humanos y completamente intactas desde que en 2011 un terremoto y después un tsunami sacudieran Japón y provocaran el accidente nuclear.

Bajo el nombre de Xanthon, el fotógrafo ha publicado en la red social Imgurimágenes en las que se muestran supermercados, lavanderías y otros establecimientos compleamente abandonados en los que todo sigue tal cual estaba después del terremoto.

«Cuando entré en la zona roja, pude sentir una sensación de quemazón en mis ojos y un espeso olor químico en el aire», expresa en la publicación.

En las fotos aparecen tiendas desordenadas, con muchos de los productos y objetos esparcidos por el suelo a causa del terremoto y de los animales, muchos de ellos abandonados por sus propietarios cuando sucedió el desastre.

Para entrar en la zona prohibida se requiere un permiso especial que tarda en expedirse en torno a unas tres y cuatro semanas. Como no tenía suficiente tiempo, Xanthon decidió adentrarse en el bosque donde no hay policías hasta llegar a las ciudades de Okuma, Fatuba y Namie, las áreas de exclusión donde se alcanzan los niveles más elevados de reactividad.

«Ser la única persona caminando en la ciudad cuando tienes 100% de acceso a todas las tiendas», ha escrito en la publicación. «Cuando era joven siempre tenía un sueño así».


Fuente: abc.es

Fuente:

Más Leídas