mundo - Estado Islámico Estado Islámico
martes 17 de mayo de 2016

Un coche bomba en un mercado en Bagdad dejó decenas de muertos

En principio nadie se hizo responsable del ataque, que sin embargo presentó todas las características del ISIS.

Un coche bomba que explotó en un mercado al aire libre en una zona chiíta de Bagdad el martes dejó al menos 28 muertos y unos 45 heridos, dijeron las autoridades. Fue el más reciente de una ola de atentados lejos de los frentes en el norte y oeste del país donde las fuerzas del gobierno enfrentan al grupo Estado Islámico.

En principio nadie se hizo responsable del ataque, que sin embargo presentó todas las características del ISIS. El grupo extremista controla territorios importantes en el norte y oeste, incluido Mosul, la segunda ciudad del país.

De acuerdo con un agente de policía iraquí, la investigación inicial revela que la explosión en el barrio de Shaab provino de un auto cargado de explosivos estacionado cerca del mercado.

Un funcionario médico confirmó las cifras de víctimas. Ambos hablaron bajo la condición de no ser identificados por no estar autorizados a informar a la prensa.

Horas antes, operarios de una planta de gas natural situada al norte de Bagdad volvieron al trabajo dos días después de sufrir un ataque coordinado del grupo extremista Estado Islámico que causó 14 muertos, dijo un alto cargo del ministerio de Petróleo de Irak.

El espectacular ataque del domingo en la ciudad de Taji, a unos 20 kilómetros (12 millas) al norte de la capital iraquí, comenzó a primera hora de la mañana cuando un auto bomba se estrelló contra el acceso principal a las instalaciones. Luego, varios combatientes de la milicia radical entraron a la planta, donde se enfrentaron con fuerzas de seguridad durante horas antes de ser expulsados.

Entre los muertos había seis civiles y ocho miembros de las fuerzas de seguridad. Otros 27 soldados iraquíes resultaron heridos. Imágenes de las cámaras de seguridad mostraron una explosión, provocó una densa columna de humo negro. Mientras las llamas rodeaban las instalaciones y quemaban alguna palmera próxima, podía verse a peatones corriendo para ponerse a salvo. La parte superior de una de las unidades de procesamiento de gas estalló.

Las fuerzas de seguridad iraquíes tardaron horas en repeler el ataque insurgente.

El martes, la actividad de tres de las líneas de producción de la planta regresaron "a niveles normales", explicó el viceministro de Petróleo, Hamid Younis.

La planta funcionaba a pleno rendimiento, produciendo 30.000 bombonas diarias de gas para cocinar, apuntó, agregado que el ataque del domingo solo dañó dos almacenes y unas cuantas tuberías.

Fuente: Associated Press

Más Leídas