mundo mundo
miércoles 13 de julio de 2016

Un asesino serial callejero aterroriza a Estados Unidos

El criminal denominado "asesino serial callejero", con siete muertes en ocho ataques, y por el que ofrecen una recompensa de 30.000 dólares, aterroriza las noches de Phoenix

El criminal denominado "asesino serial callejero", con siete muertes en ocho ataques, y por el que ofrecen una recompensa de 30.000 dólares, aterroriza las noches de Phoenix, capital de Arizona, Estados Unidos.

La Policía de Phoenix relacionó al misterioso asesino en serie con siete homicidios sin resolver que ocurrieron en la esa ciudad entre los meses de marzo y junio.

El criminal fue bautizado por la policía como el "asesino serial callejero" porque sus ataques siempre ocurrieron contra personas que entraban o salían de sus casas, vehículos o caminaban por la calle.
Las autoridades ofrecieron una cronología de los ocho ataques que se le imputan en un comunicado, citado por EFE.

De acuerdo al informe el asesino habría actuado por primera vez el 17 de marzo antes de la medianoche, cuando hirió de bala a un joven que caminaba por la calle, una acción que repitió con una nueva víctima al día siguiente: ambas sobrevivieron.

Alrededor de 10 días después, el 1 de abril, asesinó a su primera víctima, un hombre identificado como Diego Verdugo, al que le quitó la vida frente a su casa.

Además, las autoridades lo responsabilizan de las muertes de Krystal White (19 de abril), Horacio de Jesús Peña (3 de junio), Manuel Castro (10 de junio) y Angela Linner, Stefanie Ellis y Maleah Ellis, ésta última de 12 años, el 12 de junio en un mismo ataque. También, lo vinculan con el tiroteo de un vehículo sin ocupantes ese mismo día.

En total, se le atribuyen siete asesinatos en ocho ataques, todos ocurridos de noche o madrugada.
Aunque la identidad del "asesino serial callejero" es todavía un misterio, las autoridades divulgaron un retrato robot del sospechoso, un hombre "blanco o hispano" por el que ofrecieron una recompensa de 30.000 dólares.
Fuente:

Más Leídas