mundo - Cataluña Cataluña
miércoles 06 de septiembre de 2017

Tensión en Cataluña por maniobras para apurar la independencia

Pusieron en marcha su estrategia para aprobar rápidamente este miércoles la ley del referéndum unilateral del 1 de octubre para decidir la secesión de España

Los independentistas de Cataluña pusieron en marcha su estrategia para aprobar rápidamente este miércoles la ley del referéndum unilateral del 1 de octubre para decidir la secesión de España, en un clima de máxima tensión ante la denuncia de la oposición, desde socialistas hasta conservadores, de que se están vulnerando sus derechos.

En medio de una gran incertidumbre, tal como había trascendido, los secesionistas esperaron hasta el inicio de una sesión plenaria ordinaria en el parlamento para pedir la alteración de la orden del día con la intención de debatir y aprobar la ley del referéndum por una vía rápida y con sólo dos horas para que la oposición proponga sus enmiendas.

Durante un par de horas la oposición no independentista pudo dilatar la maniobra al exigir que la mesa del Parlamento- órgano de gobierno de la cámara- reconsidere la no admisión a trámite de la ley.

Sin embargo, fracasaron en su intento, con lo que al reanudarse la sección los independentistas utilizaron su mayoría absoluta para seguir adelante con el debate de la ley del referéndum, que el gobierno español está preparado para vetar ante el Tribunal Constitucional tan pronto sea validada por el parlamento catalán, como está previsto.

La jornada, clave para el proceso de secesión catalán, se presenta muy tensa a nivel político, ya que los independentistas están escenificando algo inédito en democracia, como es su pretensión de romper unilateralmente con la unidad de España.

A las puertas del parlamento catalán, en el parque de la Ciudadela de Barcelona, pequeños grupos de partidarios y detractores de la secesión se enfrentaron a gritos, a favor y en contra de la independencia.

"Mussolini, Hitler y Franco votarían no, ¿y tú?, podía leerse en una pancarta de apoyo al referéndum del 1 de octubre, mientras en otra decía: "1-O, Estafa antidemocrática".

"Hace dos años que el gobierno español persigue insistentemente el derecho a la autodeterminación con impugnaciones, querellas y advertencias preventivas y constantes del Tribunal Constitucional. Por eso usamos el artículo 81.3 (del reglamento de la Cámara) que nos permite incoroporar el debate y votación final en este pleno", argumentó Marta Rovira, vocera de la coalición independentista Junts pel Sí (juntos por el sí, JxS), al introducir al debate la ley del referéndum.

Rovira remarcó que el control de legalidad de la norma no quedaría afectado porque "siempre se puede hacer a posteriori a través de los tribunales ordinarios".

Asimismo, por tratarse del derecho de autodeterminación, sostuvo que en todo caso, quienes lo cuestionan deberán "recurrir a instancias internacionales".

"No hemos encontrado otra manera de hacer valer la voluntad mayoritaria de nuestro país. Hemos encontrado un Estado fuertemente deslegitimado que solo actúa con amenazas y provocaciones. Creen que más allá de la indisolubilidad del Estado español no hay vida ni derechos", apuntó Anna Gabriel, del partido anticapitalista Candidatura de Unidad Popular (CUP), que conduce junto con JxS el proceso de secesión de Cataluña.

cataluña-1.jpg
Carles Puigdemont, presidente regional de Cataluña. 
Carles Puigdemont, presidente regional de Cataluña.

La oposición no independentista consideró "escandaloso" que se pretenda incluir en el orden del día la ley del referéndum con atajos.

Los diputados coincidieron en que se están "pisoteando sus derechos" y se vulnere el propio reglamento del parlamento regional.

"No se puede someter a debate una ley que no estaba a disposición de los diputados 48 horas, como establece el reglamento", dijo Santi Rodríguez, del Partido Popular (PP) de Rajoy.

cataluña-3.jpg
El parlamento catalán aprobó un referendum separatista. 
El parlamento catalán aprobó un referendum separatista.

"Está pendiente una reconsideración que la mesa se niega a resolver, porque se trata de una iniciativa que vulnera lo que dice el Tribunal constitucional", remarcó Carlos Carrizosa, del partido liberal Ciudadanos, que lidera la oposición en Cataluña.

Jordi Pedret, diputado socialista, recriminó a los independentistas su "desprecio" a las formas:
"Una ley debe seguir los procedimientos que dan las garantías, sino son actos arbitrarias, no se puede actuar al dictado de una mayoría parlamentaria que carece de legitimidad de origen y de ejercicio".

En tanto, Joan Coscubiela, de la coalición de izquierda en la que está integrada Podemos, destacó que con su estrategia los independentistas no solo "vulneran los derechos de los diputados" del parlamento sino que "se están cargando todo posibilidad de que Cataluña celebre un referéndum con garantías" y "están poniendo las instituciones catalanas en un "estado de excepción".

"Después de esto que pasó ninguna institución internacional apoyará al referéndum", concluyó Coscubiela.

Previamente, el secretario general del parlamento catalán, Xavier Muro, y el letrado mayor del órgano, Antoni Bayona, registraron un escrito dirigido a la Mesa del Parlamento en el que alertan que la tramitación de las leyes de ruptura choca con las advertencias del Tribunal Constitucional, lo cual puede derivar en responsabilidades penales para los diputados.

Fuente: Télam

Más Leídas