mundo mundo
miércoles 27 de septiembre de 2017

Se tatuó como su perro

A pesar de las numerosas burlas por parte de los internautas, el propietario del animal insiste en que llevará el tatuaje toda su vida.

El estadounidense Chris Mendiola quiere tanto a su perro Bear que decidió hacerse en el brazo el mismo tatuaje que lleva su mascota, un símbolo que ya "decoraba" la piel del animal cuando Mendiola lo adoptó de un refugio. El hombre incluso compartió la foto de ello en Internet como forma de protesta contra los tatuajes que la gente hace a los animales, pero la reacción no fue la esperada.

"Aquellos de vosotros que conocen a Bear saben que lleva un tatuaje que le hicieron sus anteriores dueños", escribió Mendiola bajo su publicación en Facebook. "Me pone enfermo saber que la gente realmente tatúa a sus mascotas. Así que esta noche me hice este tatuaje".

Tan pronto como Mendiola divulgó las imágenes, empezó a enfrentarse a los comentarios de amigos que se burlaban de él. "¡Eso significa que está castrado!", escribió uno de sus amigos de Facebook. "Supongo que tú también estás castrado, Chris", añadió otro.

Sí, los amigos de Chris tenían razón: el símbolo que Bear lleva tatuado en el vientre realmente significa que el animal fue sometido a la castración. De hecho, según las normas de la Asociación de Veterinarios de Refugios de EE.UU., todos los perros castrados o esterilizados deben llevar este signo para que nadie vuelva a operarlos.

Embed

El hombre comentó a Gizmodo que era totalmente consciente del significado del símbolo, y dijo que no le importaban las críticas, ya que el fin de su acción era mostrar solidaridad con su mascota, que acababa de ser operado.

Chris también comentó que planea llevar el tatuaje el resto de su vida. Eso sí, añade que cubrirá el símbolo de la castración con otro tatuaje que imite la huella de su mascota.

Fuente: Gizmodo.

Fuente:

Más Leídas