mundo - calentamiento global calentamiento global
jueves 24 de noviembre de 2016

Se manifestaron contra Evo Morales por la falta de previsión ante la escasez de agua potable

"Basta de show, queremos agua", dijo Raúl Canaza un dirigente vecinal de El Alto. Un cartel de los manifestantes decía: "Queremos agua, no palacios".

Miles de personas se manifestaron este miércoles en La Paz por la escasez de agua potable debido a una prolongada sequía y sus críticas han estado dirigidas al gobierno de Evo Morales por no haber previsto la situación.

Poco más de 8.000 manifestantes llegaron de la vecina ciudad de El Alto y tomaron las calles del centro de La Paz. El martes en la noche otra protesta menos numerosa tuvo lugar en barrios del sur. Hasta ahora fueron las protestas más numerosas en esta ciudad desde que comenzó la emergencia con un drástico racionamiento de agua a gran parte de las dos ciudades de poco más de dos millones de habitantes.

"Basta de show, queremos agua", dijo Raúl Canaza un dirigente vecinal de El Alto. Un cartel de los manifestantes decía: "Queremos agua, no palacios" en referencia al nuevo palacio presidencial que está construyendo el gobierno.

El propio Morales reconoció que la administradora estatal del agua en La Paz no le previno del agotamiento de los embalses que abastecen a las dos ciudades. El gobierno tomó el control de la empresa hace 9 años y los críticos dicen que no hubo inversiones suficientes para garantizar el abastecimiento. La oposición criticó el nombramiento político de los ejecutivos de la Empresa Pública de Agua y Saneamiento (EPSAS).

A su vez, el mandatario atribuyó la crisis al cambio climático. "Esto es producto del cambio climático...es como un terremoto; no estaba en las previsiones, pero nuestra tarea ahora es abastecer de agua (con camiones cisternas )", dijo ayer tras reunirse con militares que cooperan en el reparto de agua.

Otras cuatro capitales, entre ellas Cochabamba, la tercera más grande del país, también afrontan drásticos racionamientos.

Autoridades y expertos atribuyen la crisis al fenómeno climático El Niño cuyos efectos se han visto aumentados por al calentamiento global. La sequía, la más severa en casi 30 años, diezmó cultivos, provocó mortandad en el ganado y ahora está golpeando a ciudades situadas entre las montañas y que se abastecen de represas.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas