mundo mundo
miércoles 17 de agosto de 2016

Se agrava estado de joven que mordió el rostro a una persona

El agresor cenaba con su familia en un restaurante cuando tuvo un ataque de furia y huyó del lugar. Después fue sometido por la policía y esperan que evolucione.

El estudiante de 19 años acusado de matar a puñaladas a una pareja frente a su casa y luego morder la cara de una de sus víctimas se encuentra bajo vigilancia policial en un hospital de West Palm Beach, Florida.

El comisario del condado Martin, William Snyder dijo que Austin Harrouff se mostraba incoherente y hacía "ruidos como de animal" cuando lo llevaron al Centro Médico St. Mary después del ataque.

El martes, el funcionario le dijo a la prensa que la vida del acusado estaba "en peligro". La televisora de West Palm Beach WPTV informó el miércoles que Harrouff estaba sedado y con respiración asistida.

Según la versión de los policías, el hombre se encontraba en un restaurante cenando con su familia cuando salió a la calle molesto por la tardanza en la atención.

Poco después, Michelle Mishcon, de 53 años, y John Stevens III, de 59, fueron atacados frente a su casa. Los vecinos dijeron que acostumbraban a mirar televisión en su garaje y mantenían la puerta abierta.

El vecino Jeff Fisher, de 47 años, trató de ayudarlos, pero recibió una puñalada. Entre jadeos dijo a la operadora de emergencias que el agresor atacó a una mujer y luego a él cuando trató de intervenir. Fisher sangraba profusamente y fue hospitalizado. Se prevé que sobrevivirá.

Una agente que llegó a la casa de la pareja trató de someter a Harrouff con una pistola eléctrica, pero ésta no lo afectó. Tampoco pudo separarlo del cuerpo de Stevens. Otros agentes llegaron poco después y entre todos pudieron someterlo. Snyder dijo que no le dispararon por temor a herir a la víctima.

"El sospechoso era anormalmente fuerte", dijo Snyder. Añadió que los análisis de metanfetamina y otras drogas dieron negativo, pero se aguardaban los de drogas alucinógenas menos frecuentes como flakka y sales de baño.

El doctor Wade Harrouff, un dentista, se negó a hacer declaraciones sobre su hijo.

La abogada Michelle Suskauer dijo a WPTV que representará al joven si sobrevive. Dijo que sus padres no han recibido permiso para verlo.

Fuente: Associated Press

Más Leídas