mundo mundo
lunes 06 de junio de 2016

Quieren usar a un loro de "testigo"

El animal que pertenecía a Martin Duram, asesinado en 2015, repite desde hace varios meses una conversación con su esposa, entre las frases se escucha "no dispares, no dispares".

En mayo del 2015, Martin Duram fue encontrado muerto en su departamento de Michigan con cinco disparos, junto a su esposa con una herida en la cabeza.

Por desgracia Duram falleció, pero su esposa Glenna logró recuperarse de sus heridas y se ha convertido en la principal sospechosa después que los padres de Martin escucharan algo bastante curioso del loro de su hijo.

Lilian y Charles Duram documentaron en un video como el loro africano, llamado Bud, repitió en varias ocasiones una especie de conversación, con cambios de tonalidad y la frase "No dispares, no dispares".

Loro

Los padres creen que esta es prueba suficiente para constatar que Glenna mató a su esposo, aunque sus declaraciones a la policía apuntan lo contrario.

El fiscal Rober Springstead afirmó que después de observar el video tomara una decisión sobre presentar cargos, después de que termine la investigación.

Fuente: excelsior.com.mx

Fuente:

Más Leídas