mundo mundo
viernes 22 de septiembre de 2017

Puerto Rico quedó "devastado" tras el paso del huracán María

Dejó dos víctimas mortales en Guadalupe, 15 en Dominica, una en Puerto Rico y tres en Haití.

Puerto Rico, "devastado" por el paso del huracán María, evaluaba este viernes la magnitud de los daños que ha causado la tormenta, que dejó 21 muertos en el Caribe y sin electricidad e incomunicado a este territorio autónomo estadounidense.

El huracán, ahora de categoría 3 --tras llegar a la máxima de 5-- dejó dos víctimas mortales en Guadalupe, 15 en Dominica -- donde ya llegó un barco de ayuda francés--, una en Puerto Rico y tres en Haití.

Pero es en Puerto Rico donde la situación es más grave.

Se anuncian lluvias torrenciales que agravarán las inundaciones en este territorio de 3,4 millones de habitantes, que podría permanecer sin electricidad durante varios meses y con una red de telecomunicaciones casi totalmente destruida.


Puerto Rico2.jpg


El presidente de Estados Unidos Donald Trump declaró "Zona de Gran Desastre" a este territorio, lo cual libera fondos ilimitados de ayuda federal para una isla que desde mayo está en bancarrota.

"Puerto Rico está totalmente devastado" y en un "estado muy, muy delicado", explicó el jueves el presidente Trump.

Y el gobernador Ricardo Rosselló advirtió que "esto se puede poner peor".

"Lo que provoca más muertes en este tipo de eventos es la lluvia", explicó, porque la isla aún padece precipitaciones de la cola de María aunque su ojo ya esté kilómetros mar adentro.

"Anticipamos que esto iba a ser el desastre más grande en un siglo en Puerto Rico y efectivamente ha sido así", añadió Rosselló.


Puerto Rico3.jpg

Agua hasta el segundo piso
Un video difundido en las redes sociales por una residente del barrio de Toa Baja muestra el agua llegando al segundo piso de su casa.

"Estamos atrapados, Dios no nos ayuda, no podemos hacer nada" se lamentaba esta mujer. "No podemos subir (al techo) a causa del viento, miren las oleadas de agua", decía.

mujer puerto rico


Durante la noche, decenas de familias fueron rescatadas de este barrio, un suburbio de la capital San Juan que se inundó cuando un lago se desbordó.

"Todos vivimos la peor noche de nuestra vida, pero los boricuas tenemos una gran fuerza interior", comentó por su parte Iris Rivera, de 53 años, en San Juan. "Todo el mundo está ayudando a limpiar, a dirigir el tránsito, a apoyar al vecino".

En tanto, Ocean Park, una zona turística de San Juan, estaba bajo el agua. Residentes en los segundos niveles de sus casas contemplaban la inundación mientras otros, en botes y kayaks, verificaban que sus vecinos estuvieran bien.

Varias tiendas fueron saqueadas y no se veía mucha presencia policial, aunque la gobernación informó de una decena de arrestos.

El gobierno declaró toque de queda nocturno y extendió hasta el sábado la Ley Seca.

"El San Juan que conocíamos ha desaparecido", afirmó por su lado la alcalde de la capital, Carmen Yulin Cruz, quien advirtió que la isla podría quedar privada de electricidad "durante cuatro a seis meses".

Puerto Rico4.jpg


Inundaciones en Dominicana
Mientras tanto, en República Dominicana, el ciclón derribó árboles y postes de electricidad, dejó sin energía a 140.000 personas y causó inundaciones por las crecidas de los ríos.

El Centro de Operaciones de Emergencias (COE) ordenó desalojos obligatorios en 26 de las 32 provincias del país y más de 17.000 personas fueron evacuadas.

Casi 3.000 viviendas reportaron daños y, según el COE, 15 comunidades quedaron aisladas por las crecidas de ríos y un puente se colapsó.

María ya se alejó de Puerto Rico el jueves por la noche, pero su campo nuboso seguía causando lluvias y vientos en casi todo el país.

En su boletín de las 03H00 GMT del viernes, el Centro Nacional de Huracanes colocaba a María a 145 Km al noreste de Punta Cana, viajando lentamente (a 15 Km/hora) rumbo a las islas Turkos y Caicos.
Fuente: AFP vía Noticias Argentinas

Más Leídas