mundo mundo
domingo 19 de junio de 2016

Protestas en todo el mundo contra un festival donde se come carne de perro

Activistas por los derechos de los animales piden que no se haga. Mañana hay una convocatoria frente a la embajada china en Buenos Aires.

Amontonados, moribundos, colgados de ganchos, listos para ser asados o hervidos. Así están los miles de perros que serán parte, una vez más, del festival de carne canina "Yulin 2016", anunciado para el 21 de junio en la ciudad que da nombre al evento, en el sur de China.

El encuentro volvió a generar polémica y la petición de agrupaciones protectoras de animales para que se cancele. Sin embargo, los organizadores y participantes argumentan que es una experiencia cultural, no muy distinta a las exhibiciones de vacas, pavos o corderos de cualquier fiesta pueblerina occidental.

El pedido para que se prohíba el encuentro cruzó las fronteras de la provincia china de Guangxi Zhuang y se volvió internacional. Desde la plataforma Change.org, 17 mil personas ya firmaron la peticiónal gobierno chino para detener el festival.

"Los organizadores insisten en decir que es cultural, pero es mentira. La gente está decepcionada no porque China come carne de perro, sino porque los exponen a torturas como quemarlos, hervirlos o pelarlos vivos, entre otras crueldades", sostienen en el comunicado, y agregan: "Queremos poner un freno a esta situación, con la esperanza de que el festival Yulin 2016 no empiece".

Una segunda petición se sumó a través del sitio web Human Society International, que califica la iniciativa como "el festival del horror" y se dirige directamente al presidente Xi Jinping.

En Buenos Aires, agrupaciones protectoras de animales se sumaron al reclamo y convocaron a reunirse mañana a partir de las 11 frente a la Embajada de China, en Crisólogo Larralde y Triunvirato, Capital. También repudiarán el evento en las ciudades de Mendoza (peatonal Sarmiento y San Martín, a partir de las 16) y Santa Fe (Plaza Independencia, a las 16).

Las protestas, además de algunos cambios de actitud en China, parecen haber tenido cierto efecto. En 2014, el gobierno de Yulin se distanció del festival y declararon que lo organizaban empresarios privados y no contaba con el respaldo del gobierno.

"El furor por la carnicería disminuyó en 2013, 2014 y aún más en 2015", afirmó el referente de Human Society Internacional Peter Li, basándose en sus visitas a la ciudad durante varios años. "La industria de la carne de perro en Yulin y en todo el país está desapareciendo". Según Li, cada vez más chinos consideran a los perros como mascotas o compañeros y no como alimento, pero esto genera otro problema: muchos canes son robados para llevarlos al festival.

Un artículo de Chang Jiwen -profesor de derecho en la Academia China de Ciencias Sociales- publicado en People's Daily, el periódico del Partido Comunista, citó los resultados de una encuesta difundida en el sitio web de CCTV, la televisora nacional china, según la cual el 64% de los entrevistados estuvo de acuerdo en que debería estar prohibido comer carne de perro.

Fuente:

Más Leídas