mundo mundo
martes 11 de octubre de 2016

¿Premiará el Nobel de Literatura una obra comprometida?

La Academia sueca, que concede el premio, explicó a finales de septiembre que, por razones de calendario, no anunciaría al laureado la misma semana que las otras categorías.

A la espera del anuncio este jueves del último premio Nobel de 2016, el de Literatura, los especialistas especulan sobre el posible galardonado, que podría tratarse de un autor comprometido.

La Academia sueca, que concede el premio, explicó a finales de septiembre que, por razones de calendario, no anunciaría al laureado la misma semana que las otras categorías.

"Esto deja un poco más de tiempo para especular" sobre la identidad del autor, bromeó el académico Per Wästberg, consultado por la AFP.

Numerosos observadores creen entender que este cambio en la tradición podría suponer que el comité no se pone de acuerdo.

"Para mí, no se trata para nada de una cuestión de calendario", estima Björn Wiman, responsable de las páginas culturales del diario Dagens Nyheter.

"Esto muestra un desacuerdo en el proceso de atribución del premio", afirma.

Mattias Berg, periodista cultural de la radio pública SR, avanza la hipótesis de que los académicos suecos están debatiendo sobre un "laureado políticamente controvertido, como Adonis", poeta franco-sirio cuya última obra es un polémico libro sobre el islam político.

"El premio se vería entonces como una toma de posición", concluye Wiman.

Si la Academia quiere recompensar una obra comprometida, también podría decantarse por el británico de origen indio Salman Rushdie.

La institución denunció finalmente el pasado marzo la fetua que pesa contra el autor de "Los versos satánicos", tras 30 años rechazando hacerlo bajo el pretexto de su independencia.

Mantener el suspense

A dos días del anuncio, solo hay una certeza: sabemos que no sabemos nada, resume Madelaine Levy, crítica literaria del diario Svenska Dagbladet.

Los nombres del keniano Kenyan Ngugi wa Thiongo, de los estadounidenses Don DeLillo y Joyce Carol Oates o del japonés Haruki Murakami figuran siempre en las listas de los favoritos.

Para esta edición de 2016, Björn Wiman, responsable de las páginas culturales del periódico Dagens Nyheter, da su terceto ganador: "Creo que será (el noruego Jon) Fosse, me gustaría que fuera (el israelí David) Grossman y me encantaría que fuera (la italiana Elena) Ferrante".

En medio de estas especulaciones, la Academia mantiene un silencio sepulcral. "Algunas personas quieren saber lo que hay en los regalos de Navidad y otras quieren que les sorprendan. Nosotros queremos sorprenderles", se defiende Odd Zschiedrich, canciller de la institución.

El proceso de selección sigue siendo el mismo. En febrero, la Academia establece una lista con todas las candidaturas que han sido presentadas. En mayo, selecciona cinco nombres y los miembros debaten sobre ellos durante todo el verano antes de escoger al premiado.

En 2015, la Academia sorprendió "no sorprendiendo" a nadie, apostilla Wiman. La bielorrusa Svetlana Alexievich, que los especialistas y las casas de apuestas daban como favorita, se llevó el prestigioso galardón. Este año, los oráculos auguran el regreso de la ficción, en prosa, teatro o poesía.

El japonés Murakami, gran favorito de las casas de apuestas y del público, no debería obtener el beneplácito de la Academia. Demasiado superficial, afirman de forma unánime en los círculos literarios. .

¿Un autor de Estados Unidos?

"Hay margen para una categoría de autores que todavía no han sido premiados", como había sido el caso de Alice Munro y los relatos cortos y Alexievich y el reportaje literario, considera Mattias Berg. Para él, puede ser el año de la estadounidense Joyce Carol Oates, autora de novelas, el género más recompensado por la Academia.

El premio tendría que ser además para una mujer. Desde 1901, solo 14 mujeres recibieron el galardón, frente a 98 hombres. Estados Unidos, que recibió el premio por última vez en 1993, podría ser el elegido esta vez. "Hace mucho tiempo que ningún autor de Estados Unidos obtuvo el premio. Por eso la gran novela estadounidense está poco representada", dice Levy.
Fuente: Noticias Argentinas

Dejanos tu comentario

Más Leídas