mundo - Brasil Brasil
miércoles 31 de agosto de 2016

Partidarios de Dilma Rousseff chocaron con policías

simpatizantes de la mandataria brasileña suspendida protagonizaron incidentes en varias ciudades de Brasil.

Partidarios de la presidente suspendida de Brasil, Dilma Rousseff, volvieron a las calles en una nueva jornada de manifestación de apoyo a la mandataria, quien finalmente fue destituida por el Senado.

En un número menor al del lunes, cuando Rousseff compareció personalmente al Senado para ser interrogada por los legisladores que la acusaron y los que la defendieron, simpatizantes de la gobernante se movilizaron en varias capitales del país.

En San Pablo, unas 200 personas, según la Policía Militarizada, circularon de nuevo por la Avenida Paulista hasta el Museo de Arte de San Pablo (MASP), donde las autoridades volvieron a poner un cordón para impedir el paso del grupo hasta la sede de la Federación de Industrias del Estado de Sao Paulo (FIESP).

En las afueras de la FIESP, el mayor gremio empresarial del país y ubicada a tan sólo una cuadra del MASP, decenas de manifestantes contrarios a Rousseff y que pidieron su destitución acmparon desde hace varios meses y, de acuerdo con la Policía, las autoridades volvieron evitar el encuentro entre los dos grupos.

Varios de los manifestantes de este martes, partidarios de Rousseff, portando carteles de apoyo a la jefa de Estado y mensajes de rechazo al Gobierno del presidente interino, Michel Temer, se sentaron en la céntrica avenida e impidieron el tránsito de vehículos durante varios minutos.

Después, los manifestantes marcharon hasta la plaza Roosevelt, hasta donde estaba autorizado el recorrido, pero quisieron continuar en dirección a la sede del diario Folha de Sao Paulo, en el centro, y fueron impedidos por la Policía, que lanzó gases lacrimógenos y arrestó a dos de los participantes que los enfrentaron.

Fuente:

Más Leídas