mundo - Francisco Francisco
jueves 01 de septiembre de 2016

Para sus críticos, la Madre Teresa no era una santa

Cuando el papa Francisco canonice a la Madre Teresa este 4 de septiembre, será oficialmente reconocida como una santa de la Iglesia Católica Romana. Su historia.

Cuando el papa Francisco canonice a la Madre Teresa este 4 de septiembre, será oficialmente reconocida como una santa de la Iglesia Católica Romana.

Para sus seguidores, el título es una mera formalidad. Creen que la mundialmente reconocida como humanitaria mostró cualidades de santa en toda una vida dedicada a servir a los pobres.

Pero santa no es una palabra que todo el mundo utiliza para referirse a la Madre Teresa. Sus críticos dicen que ella fue todo lo contrario.

"Escena de la Segunda Guerra Mundial"

El desilusionado exvoluntario Hemley Gonzalez no la conoció en persona, pero se incomoda profundamente ante lo que califica como "restos horribles de su legado". Después de visitar las instalaciones de las que la Madre Teresa fue responsable, siente que solo un "individuo con problemas" puede haberlas configurado.

Después de la crisis financiera de 2008, Gonzalez se tomó un descanso de su negocio de bienes raíces en Miami y se fue a la India, donde pasó dos meses como voluntario en Nirmal Hriday, hogar para moribundos dirigido por las Misioneras de la Caridad de la Madre Teresa en Calcuta.

Gonzalez dice que quedó consternado ante el bajo nivel de higiene y cuidado médico que vio allí. Ninguno, incluido él, tenía experiencia médica ni había recibido ningún entrenamiento antes de trabajar en el hospicio.

Afirma que vio monjas reutilizando agujas de forma rutinaria después de lavarlas con agua del grifo, y que la ropa sucia, a veces con orina y heces, y los utensilios de cocina se lavaban a mano en la misma habitación.

Los pacientes con enfermedades respiratorias tenían que bañarse en agua helada porque había un solo calentador de agua, apenas suficiente para un baño, dice. Y afirma que no había un solo médico o enfermera con formación médica en el hospicio.

"Era una escena de un campo de concentración de la Segunda Guerra Mundial", dice Gonzalez.

Gonzalez dice que los intentos por señalar un problema u ofrecer la instalación de un calentador de agua siempre se encontraron con la misma respuesta por parte de las monjas: "Nosotras no hacemos eso aquí. Esta es la manera en que Jesús lo quiere, nos decían", cuenta Gonzalez.

Cuidados básicos para los más pobres de los pobres

Chhanda Chakraborti forma parte de un grupo de voluntarios local de Calcuta, asociado con las Misioneras de la Caridad desde hace más de 25 años. Ella trabajó en Nirmal Hriday mucho antes de que Gonzalez llegara.

"Todas estas afirmaciones son basura. Estos críticos están mintiendo", dice. "Las personas que llegan vienen en un estado moribundo. La mayoría de ellos recupera sus vidas. ¿Cómo pueden dar vida a un moribundo si no cuidan su salud?"

Lo que hacen en los hogares a cargo de las Misioneras de la Caridad, dice Sunita Kumar, portavoz del grupo y amiga cercana de la Madre Teresa, es proporcionar cuidados básicos a los más pobres entre los pobres.

"Ella (la Madre Teresa) no quería un hospital de cinco estrellas ni nada de eso", dice.

El rastro del dinero

Pero los críticos creen que no es una excusa aceptable.

Dado que el grupo recibe millones de dólares en donaciones de todo el mundo, piensan que el dinero debe utilizarse para construir hospitales, escuelas y mejorar sus instalaciones.

Es cierto que no hay transparencia -y muy poca información disponible- en la contabilidad del grupo. La petición de CNN para entrevistar al actual jefe de la organización fue rechazada.

"Los fondos llegan", dijo la hermana Juana de Arco, quien dirige un refugio infantil en Calcuta, a CNN. "Podemos alimentar a todas las bocas hambrientas todos los días. Es el milagro del amor". Preguntas sobre los fondos reciben a menudo una respuesta similar.

Esto no satisface a los críticos. Como una organización benéfica registrada que opera en más de 100 países, dicen que es necesario algún tipo de contabilidad, como ocurre con organizaciones como la Cruz Roja o Oxfam.

"¿Por qué esta organización no está sujeta al mismo estándar?", cuestiona Gonzalez."Consiguen un pase libre gracias a la religión, consiguen un pase libre gracias a la influencia del Vaticano".

¿Conversiones cristianas?

Las visiones dogmáticas de la Madre Teresa sobre abortos, anticoncepción y divorcio pueden haber sido bien recibidas en el Vaticano, pero también han sido objeto de crítica en círculos más progresistas.

La Madre Teresa frunció algunos ceños cuando, durante su discurso tras recibir el Premio Nobel de la Paz en 1979, dijo que el "mayor destructor de la paz es el aborto".

Además, algunos críticos acusan a la Madre Teresa de tratar de convertir al cristianismo a aquellos a los que atendió.

Eso es algo que las Misioneras de la Caridad rechazan firmemente. "Ella cuidó de todo el mundo con el mismo espíritu, tanto si eran musulmanes o hindúes o sijs", dice Kumar, quien es hindú y sij.

¿Un milagro?

Incluso su camino hacia la santidad ha sido motivo de controversia.

Para llegar a ser santa, el papa Francisco tenía que aprobar dos milagros. Uno de ellos es el de una mujer, Monica Besra, que dice que se curó de cáncer después de rezar a la Madre Teresa.

Monica dice que fue curada por las bendiciones de la Madre Teresa y no por el tratamiento médico.

"Tomé medicamentos, vomitaba y tenía un gran dolor. Pero cuando le pedí a la Madre Teresa desde mi corazón, la Madre Teresa me bendijo y ahora estoy sana", dijo a CNN. "Todo mi pueblo y yo estamos muy felices de que se convierta en santa".

Sin embargo, los críticos disputan esta versión. Dicen que fue la medicina moderna y no un milagro lo que la sanó. Y algunos médicos afirman que su tumor era un quiste causado por tuberculosis, no un tumor canceroso.

"Nuestra organización no cree en ningún tipo de milagro", dijo a CNN Prabir Ghosh, Secretario General de la Asociación de la Ciencia y Racionalistas de la India.

Según Ghosh, el marido de Monica Besra le dijo en 2003 que su esposa había sido curada por la medicina, no por la Madre Teresa.

En una entrevista con la revista Time en 2002, el marido de Besra también cuestionó la afirmación del Vaticano. "Mi esposa fue curada por los médicos y no por un milagro", dijo a Time.

Esta semana, él le dijo a CNN que cree en el milagro de la Madre Teresa y que nunca hizo los comentarios a la revista.

¿Museo de la pobreza o lugar de servicio?

Mientras estas controversias crecen, la vida dentro de las casas de la Madre Teresa sigue como de costumbre, con la misma sencillez y rutina de las últimas décadas.

Según Gonzalez, es un "museo de la pobreza". Para otros, es un lugar de servicio desinteresado.

Un grupo de monjas viajará al Vaticano para la ceremonia de canonización, y las que se quedan en Calcuta marcarán el día con oraciones de agradecimiento.

Para ellas y otros devotos seguidores de todo el mundo, la Madre Teresa fue, y será siempre, una santa, y ninguna controversia puede cambiar eso.

Fuente: CNN

Fuente:

Más Leídas