mundo mundo
miércoles 29 de junio de 2016

Nueva propuesta del gobierno mexicano a los maestros para destrabar el grave conflicto

El Gobierno de México propuso a los maestros que se oponen a la reforma educativa la instalación de tres mesas de trabajo para construir acuerdos

El Gobierno de México propuso a los maestros que se oponen a la reforma educativa la instalación de tres mesas de trabajo para construir acuerdos que permitan recuperar la tranquilidad en los estados donde el sindicato tiene mayor presencia, en medio de un clima de tensión que parece no ceder y sigue socavando la imagen del presidente Enrique Peña Nieto.

Tras siete horas de diálogo con los líderes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), el ministro del Interior, Miguel Ángel Osorio, dijo a los medios esta madrugada que una de las mesas abordará la violencia registrada en Asunción Nochixtlán, en el sureño estado de Oaxaca.

"Habremos de reunirnos con vecinos del lugar; una comisión que está integrada por ellos mismos para atender este tema", apuntó al referirse al choque ocurrido el 19 de junio pasado con fuerzas de seguridad en el marco de una protesta de docentes que dejó nueve muertos y un centenar de heridos, tras una desmesurada represión policial que generó indignación en la población mexicana y despertó fuerte repercusión mundial.

En particular, se refirió a la reparación del daño a los familiares de las personas que perdieron la vida y de quienes resultaron heridos, y a la investigación de los hechos, algo que -dijo- "ya es un compromiso".

La CNTE, que afirma que en el choque del 19 de junio murieron once personas, responsabilizó a la Policía Federal del enfrentamiento, mientras que el Gobierno atribuyó la violencia a grupos radicales que simpatizan con el movimiento magisterial.

Osorio insistió en que la derogación de la reforma educativa promulgada en 2013 no está en discusión.
Destacó la necesidad de que los maestros generen "condiciones de tranquilidad" y "estabilidad en las regiones que hoy sufren problemáticas" como los bloqueos de carreteras que impiden la llegada de insumos a muchos municipios, sobre todo en los estados de Chiapas y Oaxaca, ambos en el sur del país.

"Y, sobre todo, el que miles de niñas y niños estén corriendo el riesgo de no terminar su ciclo escolar", indicó.

"La voluntad del Gobierno es resolverlo, pero tiene que haber de parte de ambos no solamente voluntad, sino ya acciones que permitan distender y resolver este problema tan importante que hoy enfrentamos", añadió.

En declaraciones posteriores a Radio Fórmula, citadas por Efe, Osorio detalló que además de la mesa de Nochxitlán se acordó crear otras dos mesas que tratarán temas sociales y de educación, incluyendo la revisión de los derechos de los maestros, pagos y pensiones.

Refirió que, luego del diálogo, se le negó el acceso a una comisión enviada a Nochxitlán compuesta por médicos, enfermeras y representantes de la Secretaría de Gobernación, pues los habitantes desconocieron al grupo que dialogó con Osorio en su representación.

El funcionario puntualizó que en la reunión no se definió un acuerdo respecto a los bloqueos de carreteras ni se acordó una nueva fecha de reunión para el diálogo.

En un mensaje a los medios de comunicación desde Ottawa, donde cumple una visita de Estado, Peña Nieto aseguró que el "Gobierno se mantiene en la actitud de tender puentes de diálogo, de entendimiento y de búsqueda de soluciones", pero dejó en claro que "tampoco vamos a caer en las provocaciones", en referencia a algunos actos a los que fueron obligados policías en la zona.

El lunes, varios agentes fueron retenidos durante varias horas cuando viajaban en un camión cisterna en las inmediaciones del aeropuerto de Oaxaca y obligados a descalzarse, arrodillarse y sostener una pancarta.

En el marco del Estado de derecho "hay vías para darle cauce precisamente a sus demandas", apuntó Peña Nieto, quien exhortó a los docentes a recuperar su vocación social, a ver "por el desarrollo de sus comunidades", en lugar de afectarlas.

Por su parte, Francisco Bravo, líder de la CNTE en Ciudad de México, declaró que en el diálogo hubo avance por "la instalación de la Comisión de Nochixtlan", pero nada en torno a la reforma educativa porque el Gobierno insiste en que cualquier salida tiene que ser en el marco de ella.

"Vamos a intentar nuevamente construir, buscar alternativas y vernos quizá los próximos días", apuntó.
El dirigente señaló que los maestros van a "valorar las respuestas de Gobernación y seguramente ahí estará el asunto de las movilizaciones", si bien recordó que para mañana ya está convocada una nueva marcha en la capital.

La CNTE, que tiene mayor fuerza en Oaxaca, Michoacán, Chiapas y Guerrero, los estados más pobres del país, se opone frontalmente a la reforma de 2013, que estableció la evaluación continua del personal docente y puso fin a añejos privilegios sindicales.

Tiene unos 200.000 afiliados en el país, 80.000 de ellos en Oaxaca, donde la población sufre ya la escasez de productos básicos por los bloqueos que realizan los maestros en varias carreteras del estado, lo que provocó que los empresarios alzaran su voz de queja y reclamaran al gobierno medidas eficientes para solucionar el conflicto.
Fuente:

Más Leídas