mundo mundo
miércoles 21 de septiembre de 2016

Noche de furia por la muerte de un negro a manos de la policía en EEUU

Keith Lamont Scott falleció al ser tiroteado por efectivos en la ciudad de Charlotte, en lo que se presenta como un nuevo caso de gatillo fácil.

Keith Lamont Scott falleció al ser tiroteado por efectivos en la ciudad de Charlotte, en lo que se presenta como un nuevo caso de gatillo fácil.

Otra muerte más de un ciudadano afrodescendiente desató una noche de enfrentamientos entre agentes y manifestantes, en la ciudad de Charlotte, en el estado norteamericano de Carolina del Norte.

Keith Lamont Scott, un afronorteamericano de 43 años, murió al ser tiroteado por la Policía en lo que se presenta como un nuevo caso de violencia policial y gatillo fácil.

El hecho desencadenó horas de disturbios en Charlotte, en los que resultaron con lesiones una docena de uniformados, uno de los cuales cayó herido por el impacto de una piedra en la cara, mientras que vehículos policiales y de cadenas de televisión sufrieron daños.En las protestas los manifestantes llevaban carteles con consignas como: "Dejen de matarnos", "sin justicia no hay paz" o "las vidas de los negros también importan".

Scott fue asesinado en un estacionamiento cuando los policías le dispararon argumentando que iba armado y "suponía una amenaza de muerte inminente" para los uniformados.

Embed

Los agentes llegaron al edificio para ejecutar una orden de detención contra otro hombre, al que no encontraron."El sujeto salió del vehículo con una arma de fuego que suponía una amenaza de muerte inminente para los agentes, que seguidamente dispararon sus pistolas", justificó la Policía de Charlotte en un comunicado, según consignó EFE.

Sin embargo, familiares de Scott negaron que el hombre muerto estuviera armado y aseguraron que lo que sí llevaba era un libro que estaba leyendo mientras esperaba que un hijo suyo regresase de la escuela para recogerlo.

La alcalde de Charlotte, Jennifer Roberts, la mayor ciudad de Carolina del Norte con más de 825.000 habitantes y un 35 % de la población afro, dijo que la comunidad "merece respuestas" y prometió una "investigación completa".
Fuente: Télam

Dejanos tu comentario

Más Leídas