mundo - China China
lunes 19 de junio de 2017

Nepal analizará si el Everest se encogió

El Departamento de Cartografía (DoS) de Nepal comenzó la medición del Everest a través de la utilización de tecnología de avanzada para realizar mediciones gravimétricas y de altura, tasaciones matemáticas e inspecciones con GPS.

La altura del monte Everest pudo haberse modificado como consecuencia del terremoto que afectó a la zona de Nepal en 2015, por lo que se utilizarán diferentes técnicas para confirmar si los 8.848 metros oficiales siguen siendo la estatura real del "techo del mundo".


El Departamento de Cartografía (DoS) de Nepal comenzó la medición del Everest a través de la utilización de tecnología de avanzada para realizar mediciones gravimétricas y de altura, tasaciones matemáticas e inspecciones con GPS.

"Hemos comenzado la primera fase de medición, denominada nivelación", indicó a la agencia EFE el director general del DoS, Ganesh Prasad Bhatta, sobre un proceso que se puso en marcha el pasado domingo en la localidad de Bansghari, unos 140 kilómetros al sur del pico más alto del mundo.

Los resultados, que se esperan para dentro de unos dos años, revelarán si la altura del Everest experimentó alguna modificación a causa del terremoto y sus réplicas y por el continuo desplazamiento de las placas tectónicas, como han sugerido diferentes estudios, detalló Bhatta.

Las relaciones bilaterales de Nepal con India no están ausentes en la cuestión ya que el Servicio de Cartografía del Gobierno de Nueva Delhi anunció unilateralmente en enero que este año mediría la montaña más alta del mundo.

El proyecto nepalí requerirá una inversión de alrededor de 1,4 millones de dólares, de los que por el momento el Gobierno de Katmandú otorgó al DoS cerca de 194.000 dólares.

El "techo del mundo" fue situado en 1954 por el topógrafo indio B.L Gulatee en 8.848 metros, una medida rectificada en 1975, cuando Nepal y China reconocieron su frontera compartida y fijaron la altura del pico en 8.848,13 metros.

En 1999, un equipo de la Sociedad Nacional Geográfica de Estados Unidos determinó con tecnología GPS que el Everest medía 8.850 metros, más uno de nieve.

Y en 2006, China rebajó ligeramente la altura al anunciar que, según sus estudios, la montaña más alta del mundo tenía en realidad 8.844,4 metros, a los que debían sumarse 3,5 de nieve.

Casi dos meses después del terremoto que golpeó Nepal en abril de 2015, científicos chinos de la Administración Nacional de Cartografía e Información Geológica aseguraron que tras el seísmo el "techo del mundo" se desplazó tres centímetros en dirección suroeste, mientras que su altura no presentó cambios.

Fuente: Efe vía Télam.
Fuente:

Más Leídas