mundo - Zoológico Zoológico
lunes 12 de junio de 2017

Nació un panda cautiverio pero se teme por su salud

El zoológico de Tokio publicó una fotografía borrosa de la madre con su cría, de la cual solo se aprecian la pequeña cabeza y unas extremidades.

Un cachorro de un panda gigante nació este lunes en el zoológico de Tokio, pero se teme por su salud.

La madre, ShinShin, cuyo cachorro anterior sólo vivió seis días, sostenía a su recién nacido con una garra pero no estaba claro si estaba amamantando al cachorro, precisó el zoológico de Ueno en una declaración.

El zoológico publicó una fotografía borrosa de la madre con su cría, de la cual solo se aprecian la pequeña cabeza y unas extremidades.

Aunque el otro cachorro de ShinShin falleció en 2012, otros pandas nacidos en el zoológico han sobrevivido.

El padre del recién nacido también reside en el zoológico de Tokio: RiRi, cuyo nombre significa "poder". El nombre de la madre, ShinShin, significa "verdad".

El zoológico de Ueno dejó de exhibir al público a ShinShin cuando presentó síntomas de embarazo meses atrás.

Los embarazos de pandas y sus partos han estado bajo escrutinio desde hace mucho tiempo, tanto por parte de los cuidadores del zoológico como del público. El zoológico ha intervenido cada vez más para que los cuidadores críen a los cachorros y aseguren su supervivencia. El primer panda que nació en cautiverio en Japón fue en 1985 en el zoológico Ueno y solo vivió 43 horas.

Alrededor de 420 pandas gigantes viven en cautiverio, la mayoría en su nativa China, donde apenas 1.860 viven en estado salvaje. Durante décadas China ha regalado a naciones amigas ejemplares de su mascota nacional no oficial en lo que ha dado en conocerse como "diplomacia del panda". Más recientemente, el país ha prestado pandas a zoológicos bajo términos comerciales.
Fuente: Associated Press

Más Leídas