mundo mundo
lunes 09 de enero de 2017

Murió el filósofo Zygmunt Bauman, creador del concepto de 'modernidad líquida'

El polaco es famoso por sus análisis de la posmodernidad y sus teorías sobre el cambio social constante. Su obra comenzó en los 50 y alcanzó la cima en los 80, con títulos como 'Modernidad y holocausto'. Su pensamiento ha sido fruto de análisis en decenas de volúmenes publicados durante el último siglo.

El profesor y filósofo Zygmunt Bauman, creador del concepto de modernidad líquida, ha fallecido este lunes a la edad de 91 años en la localidad británica de Leeds, según ha informado el diario Gazeta Wyborcza.

De nacionalidad polaca, se trasladó a la URSS con su familia, de origen judío, a comienzos de la II Guerra Mundial. Terminado el conflicto, regresó a Polonia y ejerció la docencia en la Universidad de Varsovia, hasta que en 1968 se exilió de nuevo por razones políticas.

Durante unos años vivió en Israel y fue profesor en la Universidad de Tel Aviv hasta 1970. Ha impartido clases en universidades de Estados Unidos, Australia y Canadá y es profesor emérito de Sociología de la Universidad de Leeds (Reino Unido).

Su análisis de los vínculos entre la modernidad, el nazismo y el comunismo posmoderno le otorgaron un gran reconocimiento internacional.

Contribuyó al desarrollo de las ciencias sociales mediante la creación de conceptos como la teoría de la modernidad líquida, que define los tiempos actuales como una era de cambio y movimiento constante, en la que el hombre está huérfano de referencias consistentes y los conceptos son más inestables que nunca.

Padre de la antiglobalización

Las teorías de Bauman han ejercido una gran influencia en los movimientos antiglobalización. Su obra ensayística, que comenzó en los años 50, alcanzó fama internacional en los 80 con títulos como Modernidad y holocausto (1989), donde define el exterminio de judíos por los nazis como un fenómeno relacionado con el desarrollo de la modernidad.

Entre sus obras más significativas destacan La modernidad líquida (2000), considerada su obra cumbre, en la que observa cómo el capitalismo globalizado está acabando con la solidez de la sociedad industrial; Amor líquido (2005) y Vida líquida (2006).

Además es autor de títulos como La cultura como praxis (1973), La posmodernidad y sus descontentos (1997), La globalización: consecuencias humanas (1998), En búsqueda de la política (1999), La sociedad individualizada (2001) y Vidas desperdiciadas.

Fuente: 20minutos.es
Fuente:

Más Leídas