mundo - España España
domingo 25 de septiembre de 2016

Mayoría absoluta del Partido Popular en Galicia y los nacionalistas repiten el triunfo en el País Vasco

El PP obtuvo la mayoría absoluta en Galicia con entre 38 y 41 diputados y los nacionalistas vascos del PNV repiten triunfo con entre 27 y 30 escaños, según el boca de urna.

El conservador Partido Popular (PP) de Mariano Rajoy revalidó su mayoría absoluta en Galicia, donde los izquierdistas de En Marea (Podemos) desplazaron a los socialistas como segunda fuerza, mientras los nacionalistas repitieron su victoria en el País Vasco aunque necesitarán pactar para gobernar, al realizarse hoy elecciones en ambas regiones de España.

Alberto Núñez Feijóo, quien gobierna en Galicia desde 2009, obtuvo 48,1% de los votos y 42 diputados, con lo que logró conservar la mayoría absoluta (situada en los 38 diputados) que le permite gobernar en solitario, escrutado casi 90% de los votos.

En Marea, la coalición de izquierda en la que está integrada Podemos, conseguía en sus primeras elecciones regionales 18,45% de los votos y 14 escaños, uno más que el Partido Socialista de Pedro Sánchez, que quedó con 13 diputados.

Por su parte, los nacionalistas del BNG obtenían seis diputados mientras los liberales de Ciudadanos se quedaban sin representación en el parlamento gallego.

En el País Vasco, el Partido Nacionalista Vasco (PNV) consiguió una amplia victoria, con 37,6% de los votos y 28 diputados, escrutado casi 100% de los votos.

El actual lehendakari (jefe de gobierno vasco) Iñigo Urkullu, necesitará pactar con otros partidos para gobernar, como ha sido habitual en el País Vasco desde 2001.

En segundo lugar se situaban los independentistas de EH Bildu, con 21,28 % de los votos y 18 escaños, mientras Podemos se convertía en la tercera fuerza política de Euskadi con 14,8% de los votos y 11 diputados.

En tanto, el Partido Socialista (PSE), cae al cuarto puesto con 11,9% de los votos y 9 diputados, los mismos que el PP, que obtiene 10,8% de los votos. Ciudadanos también fracasa en su intento por entrar en el parlamento vasco.

España observa las elecciones de Galicia y el País Vasco en clave nacional ante la posibilidad de que los resultados tengan algún impacto en los principales partidos del país y su correlación de fuerzas ante el bloqueo político que impide formar un nuevo gobierno desde hace nueve meses.

La victoria por mayoría absoluta del PP en Galicia afianza a Rajoy y evita cambios en el rumbo que tomó el líder conservador, quien tras fracasar en su intento de investidura a principios de septiembre se mostró dispuesto a volver a negociar con el Partido Socialista (PSOE) de Sánchez su abstención.

Del otro lado, el "sorpasso" (adelantamiento) de En Marea a los socialista en Galicia y en el País Vasco supone un golpe para Sánchez en dos territorios aliados en su plan para desbancar a Rajoy del poder con un último intento por forjar un gobierno alternativo con apoyo de Podemos y Ciudadanos.

No obstante, el líder del Partido Socialista (PSOE) no parece dispuesto a virar en su estrategia, de ahí que se dispone a reunir a su Comité Federal para dar batalla primero con los suyos a la vez que seguirá intentando el difícil pacto con los izquierdistas y los liberales.

La posibilidad de que Urkullu opte por apoyarse en los socialistas para gobernar, como ha sido en los últimos años, es una de los argumentos que tiene a su favor, ya que de esa forma seguirán siendo decisivos en el País Vasco.

Además, el claro triunfo del PNV no hace necesario que recurra también al PP, aunque tampoco se puede descartar que Urkullu finalmente decida respaldar a Rajoy en Madrid en busca de estabilidad.

Fuente: Télam

Dejanos tu comentario

Más Leídas