mundo - Francia Francia
viernes 15 de julio de 2016

Matanza en Niza: el estigma de las matanzas ejecutadas con vehículos

El ataque del camión que dejó más de 80 muertos y un recuento de los últimos hechos con vehículos.

Las autoridades de Niza calificaron el ataque del camión que asesinó a más de 80 personas como el "peor drama" que vivió la ciudad del sureste de Francia; sin embargo, no es la primera vez que los galos sufren el terror causado por ataques que involucran vehículos.

El 26 de diciembre de 2014, al menos diez personas resultaron heridas cuando un hombre en una camioneta se lanzó contra un mercado popular de Navidad en el centro de la ciudad de Nantes, en el oeste del país, recordó el diario francés Libération.

Pese al temor y la vorágine de rumores iniciales, la Policía finalmente concluyó que el atacante –tenía 1,8 gramos de alcohol en la sangre, lo que supone casi cuatro veces el límite permitido de 0,5 gramos por litro– no había actuado impulsado por una motivación religiosa o política.

El hombre, de 37 años y que sufría un desequilibrio psíquico, se suicidó en la cárcel en abril de 2015.
Este incidente se produjo en medio de un clima de tensión en Francia, alimentado principalmente por dos atentados protagonizados por atacantes que conmovieron al país por su violencia y su motivación islamista.

El 22 de diciembre de 2014, un motociclista hirió a 13 transeúntes en la ciudad de Dijon, en el este de Francia, al grito de Alá Akbar, el tradicional grito de los combatientes islamistas que significa Alá es el más grande.

Nuevamente, tras muchas versiones encontradas y una lluvia de rumores dramáticos, la Fiscalía descartó que el atacante hubiera actuado por una motivación política o religiosa, y atribuyó el ataque a un desequilibrio psiquiátrico.

Reacciones
Tras una seguidilla de atentados en los últimos años, cientos de franceses de Niza activaron de manera espontánea operativos de emergencia para auxiliar a las miles de personas que estaban participando en los festejos de un feriado nacional y debieron escapar.

Con el hashtag de la red social Twitter #PortesOuvertesNice (Puertas abiertas Niza), los habitantes de la ciudad costera ofrecieron techo a las miles de personas que buscaban refugio tras el mortal ataque en el que, según el relato de algunos testigos citados por medios franceses, el conductor avanzó en zigzag a lo largo de 2 kilómetros antes de ser acribillado y asesinado por la policía.
Fuente:

Más Leídas