mundo mundo
lunes 15 de agosto de 2016

Los misterios sobre Ötzi, el "hombre del hielo", saldrán a la luz en septiembre

La momia del hombre que vivió hace 5.200 años y que cargaba con sofisticadas útiles de la época ya ha despertado el interés de más 700 cientificos.

El hombre mas conocido de la Edad del Cobre, Ötzi, vuelve a ser centro de interés científico, cuando se cumplen 25 años de su descubrimiento en los Alpes italianos, en el límite con Austria.

Los últimos estudios sobre el «hombre de hielo» se darán a conocer en un convenio que se celebrará en septiembre en el Museo Arqueológico de Bolzano, donde se encuentra la momia por la que se han interesado 700 científicos de todo el mundo. Su historia, la ropa y equipo que portaba son excepcionales: Su valor es inestimable para la arqueología, la investigación médica, genética y biológica, así como para otras muchas disciplinas.

La muerte repentina de Ötzi, en un ambiente glacial, permitió la conservación durante milenios del cuerpo casi intacto. Nunca un hombre prehistórico tan bien conservado llegó hasta nosotros. El descubrimiento fue extraordinario porque nos ha permitido conocer a un hombre de unos 45 años, seguramente un anciano para la época, dotado de una serie de objetos que lo describen como un guerrero o una personaje de relieve: Arco, flechas, puñal, hacha de bronce y otros instrumentos.

Su altura era de un metro y sesenta centímetros, y su última comida fue carne –una especie de cabra salvaje- y escanda (una especie de trigo). Con sé llevaba objetos de corteza de abedul tejido, setas, frutas, piedras trabajadas y una red de caza, elementos que muestran uno extraordinario conocimiento de la naturaleza y del territorio por parte de las poblaciones de la época.

Icono de una época

Ötzi, la momia húmeda humana más antigua del mundo, se ha convertido en todo el mundo en el icono de una época. Con la realización de una TAC y análisis del carbono 14 se establecieron datos fundamentales: Se trata de un hombre prehistórico que vivió hace 5.200 años -con un error de un par de siglos- al final de la Edad de la Piedra, es decir, en la Edad del Cobre, el metal con el que era realizada el hacha con la que fue encontrado. Tenía la nariz y costillas fracturadas, y fue herido por una flecha que todavía tiene clavada en el hombro izquierdo. Nació así la hipótesis de que hubiera sido asesinado por un enemigo, pero las causas de la muerte –natural o violenta- son aún obscuras.

Investigación con los restos de Ötzi, encontrados en los Alpes hace 25 años por parte de unos turistas
Investigación con los restos de Ötzi, encontrados en los Alpes hace 25 años por parte de unos turistas- Museo Archeologico dell'Alto Adige/Eurac/Samadelli/Staschitz
Gracias a los análisis del ADN se han comprendido las costumbres del «hombre de hielo». Mediante el alimento ingerido, la composición isotópica del carbono, del oxígeno y de otros biominerales presentes en dientes y en los huesos se ha descubierto que Ötzi siempre vivió en la zona de Bolzano, sin alejarse nunca más de 60 kilómetros. De los análisis genéticos, se ha determinado que Ötzi desciende, por parte de padre y de madre, de poblaciones llegadas a Europa desde Oriente Medio hace 8.000 años, portadoras de la «revolución» de la agricultura. Ötzi era intolerante a la lactosa y sufría por una infección bacteriana en el intestino.

Tatuajes con fines terapéuticos

Estaba cubierto desde la cabeza a los pies de tatuajes, los más antiguos conocidos hasta ahora. En principio se pensó que podía tratarse de un brujo o hechicero. Pero estudios recientes subrayan que los tatuajes no se los hizo con un objetivo ornamental, sino terapéutico, para aliviar el dolor. Dado que se encuentran en correspondencia con las líneas de la acupuntura, se piensa que este tratamiento no sea un descubrimiento exclusivamente chino, sino que pudo ser practicado ya con anterioridad en Europa.

En cualquier caso, en torno a la momia se han construido una serie de fantasías. Una serie de muertes prematuras de algunas personas relacionadas con su descubrimiento hizo alimentar la leyenda de la maldición de la momia.

La historia de Ötzi es una ventana abierta al mundo de hace 5.200 años, lo que permitirá comprender el estilo de vida de nuestros antepasados. El «Corriere della Sera» anuncia que se celebrarán diversas iniciativas para celebrar el descubrimiento, que se realizó el 19 de septiembre 1991, por parte de dos turistas alemanes. Hasta enero del 2018 estará abierta la exposición «Heavy Metal sobre la Edad del Cobre». Más de 800 publicaciones científicas han visto ya la luz sobre Ótzi. En el convenio de Bolzano se aclararán algunos misterios, otros quizás nunca los conozcamos.
Fuente:

Más Leídas