mundo mundo
miércoles 14 de junio de 2017

Los aludes y el cólera golpean fuerte a Bangladesh y a Yemen

Las autoridades informaron el deceso de al menos 111 personas por el desastre natural que se registra en el sur de Asia

Al menos 111 personas murieron debido a las fuertes lluvias y los deslizamientos de tierra que éstas provocaron en el sureste de Bangladesh, según un nuevo balance anunciado por las autoridades. En Yemen, por su parte, una epidemia de cólera hace estragos.
Rescates en el Cercano Oriente
En Bangladesh, la policía advirtió de que el balance podría aumentar a medida que los socorristas llegaban a zonas afectadas de difícil acceso, que quedaron sin conexión telefónica ni transporte.

"Las tareas de rescate continúan", dijo a la AFP el jefe del Departamento de Gestión de Desastres, Reaz Ahmed.

"El número de muertos puede aumentar, ya que muchas áreas siguen siendo inaccesibles", agregó.
La mayoría de las víctimas se localizaron en los distritos de Rangamati, Bandarban y Chittagong, que según el servicio meteorológico se vieron golpeados por lluvias torrenciales desde el lunes.

En Rangamati, cerca de la frontera con India, hubo por lo menos 75 víctimas mortales, después de que sus casas quedaran cubiertas por los deslizamientos de tierra.

"Algunas de esas personas dormían en sus casas al pie de la colina cuando los aludes se produjeron", declaró a la AFP el jefe de la policía local, Sayed Tariqul Hasan. "Hemos evacuado a algunos de los habitantes a escuelas y a otros lugares seguros", añadió.

En el distrito vecino de Bandarban hubo seis muertos –entre ellos tres niños– y al menos otras 30 víctimas mortales en el de Chittagong, donde la policía ordenó la evacuación de miles de personas que viven en chabolas al pie de las colinas.

Estas intensas lluvias se producen dos semanas después del paso del ciclón Mora, que provocó la muerte de al menos ocho personas en Bangladesh y dañó decenas de miles de viviendas.

Las torrenciales precipitaciones del monzón anual también afectaron a la capital, Daca, y al puerto de Chittagong, perturbando durante horas el tráfico.

Alerta en Yemen
Casi un paciente por minuto llega al hospital Al Sabiine, de Saná, afectado por una epidemia de cólera que se propaga rápidamente en Yemen, donde según la ONU murieron 923 personas y se detectaron 124.000 casos sospechosos.

Desbordados, los responsables de Al Sabiine hicieron como en los otros hospitales de la capital yemení: colocaron carpas en los alrededores para recibir a los pacientes por falta de lugar en el interior del hospital y en los pasillos. Las condiciones sanitarias en Yemen se han deteriorado drásticamente a causa de la guerra.

"Desde hace dos semanas recibimos gran cantidad de enfermos, al ritmo de uno o dos, a veces tres, por minuto", se inquietó Ismail Mansuri, médico en este hospital.

Un colega del centro de lucha contra el cólera lamentó "un aumento inquietante" de los afectados.
Fuente:

Más Leídas