mundo - Cuba Cuba
martes 29 de agosto de 2017

Le exigen a grafitero cubano borrar sus enormes murales

Conocido como Yulier P, el artista es famoso por sus gigantescos gráficos en lugares destruidos y baldíos de Cuba.

El grafitero cubano Yulier Rodríguez Pérez (Yulier P), famoso por sus gigantescos murales con fantasmagóricas figuras que se destacan en toda la ciudad, denunció que las autoridades cubanas lo detuvieron 48 horas y le exigieron que borrara centenares de sus enormes carteles.

Yulier P dijo que fue apresado cuando realizaba una pintura en un derrumbe en el populoso barrio de Centro Habana y fue conducido a la estación de Policía. Antes de ser liberado, se le hizo firmar una carta de advertencia indicándole que si no elimina todas sus obras, será acusado ante un tribunal de "maltrato a la propiedad".

"Dijeron que si no lo hacía en un término de siete días, iba a volver a ser arrestado por una semana o más e iba a ser enviado a la Fiscalía para un juicio", relató el artista.

Yulier-P-3.jpg

Según Yulier P, los oficiales le dijeron que ellos tienen "10 días para tramitar la denuncia ante la Fiscalía, para archivarla o para presentarla al tribunal". Asimismo, le advirtieron de que si el caso llega a los tribunales podría ser sancionado con multa o con prisión.

"Creo que el grafiti como obra artística en un lugar destruido aporta estéticamente a la imagen visual de la ciudad", destacó el artista de 27 años.

Ninguna autoridad estuvo disponible para comentar sobre las acusaciones contra el artista.

Yulier-P-2.jpg

En La Habana, donde la mayoría de los carteles están dedicados a eslóganes políticos o retratos de líderes de la Revolución, Yulier P se hizo notar desde hace tres años por inundar zonas importantes de la ciudad con sus personajes oníricos y fantasmales, con miradas espectrales que igual mezclan una sencilla flor con rostros de mujeres.

Aunque no lleva una cuenta precisa, Yulier P estima que realizó casi 200 murales en La Habana y algunos más en otras ciudades del país.

"No voy a borrar las obras, yo creo firmemente que el arte en la ciudad –y más en estos espacios destruidos– es necesario porque establece un punto de diálogo", subrayó el creador. "Trato de promover la conciencia social en las personas, una actitud más responsable, más humana, más sensible".

A pesar de que Cuba tiene un enorme prestigio por su tradición en las artes plásticas y los cuadros de sus creadores están en los circuitos internacionales de primer nivel –y el gobierno suele apoyar sus manifestaciones–, hay poca cultura de grafiti o expresiones callejeras.

En cuanto a la legislación, no hay una norma específica para esta expresión creativa, pero no está permitido escribir las paredes en espacios públicos o frentes de casas particulares, por lo que Yulier P aseguró que busca lugares abandonados, derrumbes o basureros.

Venía de Estados Unidos
Al momento de ser arrestado, Yulier P intentaba pintar un mural tras el regreso de un fructífero viaje a Nueva York. Estaba acompañado por su esposa, Maylet Serrano, y una pareja de canadienses que iban a filmar el acto creativo.

"Si hay algo que aprendí de José Martí (el prócer independentista cubano) es que lo más importante es la obra, el pensamiento... y voy a asumir las consecuencias que tenga que asumir en pos de defender mi obra", remató.

La activista Tania Bruguera expresó su solidaridad con Yulier P en declaraciones a Martí Noticias.

"Cuando voy a mi casa, tengo que pasar por uno de los grafitis de él", dijo. "Me parece que la reacción del gobierno cubano respecto a este artista (...) es no solo desproporcionada, sino también irónica", añadió.

"En vez de estar persiguiendo a un artista que está embelleciendo la ciudad con su obra, lo que tendrían que hacer es dedicar parte del dinero que está entrando en Cuba a arreglar las casas, la vida de la gente que está viviendo en ellas en una situación de mucha pobreza", criticó Bruguera.
Fuente: Associated Press

Más Leídas