mundo mundo
domingo 24 de abril de 2016

Le dicen que es un vago

Guillermo de Cambridge se defiende de las acusaciones. Dice que está deseoso de asumir más funciones en representación de la Corona, pero cuando llegue el momento.

El príncipe Guillermo, de 33 años y padre de dos hijos, segundo en la línea de sucesión al trono, ha concedido una entrevista a la BBC con motivo del cumpleaños de la Reina, que mañana llega a los 90. Lo más notable de la entrevista no son los esperados elogios a la labor de su abuela, a la que define como «una auténtica guía que ejemplifica como debe ser un buen monarca»; sino el hecho de que responde a las críticas de algunos diarios ingleses, que en los últimos tiempos lo vienen tachando de perezoso por su escasa agenda pública.

Lo cierto es que los datos lo ponen un poco colorado. El año pasado el año acudió a 128 actos menos que su abuelo, con el agravante de que Felipe de Edimburgo cumplirá en junio 95 años. La oficina del Guillermo ha recordado que parte de su tiempo está comprometido con su trabajo como piloto de un helicóptero-ambulancia. Los duques de Cambridge también han recibido críticas en su reciente visita a la India y Bután, que en teoría era para abrir nuevas líneas de negocio para las empresas británicas, pero que en la práctica resultó sobre todo una acumulación de bonitas estampas turísticas.

En sus más de 63 años de Reinado, Isabel II jamás ha concedido una entrevista. Pero las nuevas generaciones llevan una política de comunicación más abierta. En su conversación con la BBC, el Príncipe Guillermo reconoce que no ignora la fama de perezoso que le está poniendo cierta prensa, pero al tiempo afirma que tampoco se lo toma totalmente en serio y recalca su compromiso con el servicio público. «Me tomo mis deberes y responsabilidades muy seriamente. Pero se trata de encontrar tu propio camino en el momento adecuado. Si no eres cuidadoso, el deber te puede echar un gran peso encima a una edad muy temprana y creo que debes de tener un desarrollo personal en lo que es tu papel en la realeza», razona el Duque de Cambridge. El debate radica en si un padre de familia de 33 años se encuentra o no en una «edad muy temprana».

El Príncipe Guillermo afirma que tanto su padre Carlos como su abuela respaldan que no se dedique a tiempo completo a la representación de la Corona y asegura que será el primero en aceptar más responsabilidades cuando llegue el momento.

Ante las críticas por la poca agenda del príncipe, fuentes del palacio de Kensington, su residencia oficial, alegaron a comienzos de año que el Príncipe no puede asumir más actividad pública debido a las normas de descanso de Aviación Civil, que vienen además dictadas por la UE. Desde el verano de 2015, el Duque de Cambridge trabaja a tiempo parcial como piloto de ambulancia aérea de la East Anglian Ambulance. Sin embargo, esa excusa fue desmontada por expertos de Aviación Civil, que recordaron que la obligación de descansar de los pilotos solo se refiere a que no pueden volar y no les impide desarrollar otras actividades.

Con motivo del cumpleaños de mañana jueves de la Reina se ha divulgado una simpática foto de Isabel II junto a los tres primeros de la línea sucesoria, Carlos, que a sus 67 años sigue aguardando su hora, Guillermo y el pequeño George, que aparece subido a una cajita de colores. Todos muy sonrientes en una instantánea tomada el año pasado en palacio. También se emitirá una nueva serie de sellos conmemorativos con los cuatro, será el primero para George.

En su entrevista, Guillermo habla muy elogiosamente de los más de 63 años de reinado de su abuela: «El sentido del deber de la Reina y su servicio, su tolerancia, su compromiso con los otros, todo eso ha sido de una increíble importancia para mí y es una auténtica guía que ejemplifica como debe ser un buen monarca. Ha sido increíblemente profundo para mi crecer viéndola ejercer ese liderazgo».

Fuente: abc.es

Más Leídas