mundo mundo
viernes 23 de septiembre de 2016

¡La que te mandaste! Quisieron restaurar la Muralla de China pero...

Imágenes de la obra provocaron indignación en las redes sociales chinas.

"La renovación terminó en algo realmente feo", tuvo que admitir Ding Hui, subdirector del departamento de Cultura de la provincia de Liaoning, acerca de la obra realizada en un tramo de la Gran Muralla de China, que fue recubierto de una espesa capa de cemento gris.

Se trata del tramo de Xiaohekou, de unos ocho kilómetros de largo y situado en la provincia de Liaoning (nordeste). Fue construido en 1381 bajo la dinastía Ming, y estaba considerado uno de los "más bellos" de la Gran Muralla "salvaje", es decir las partes donde el muro protector está hundido y no restaurado.

Pero las piedras antiguas desaparecion bajo un "camino" gris que cubre todo el ancho de la muralla.

Embed

Las obras de restauración se llevaron a cabo entre 2012 y 2014 para preservar el monumento tras unas inundaciones, pero la difusión de imágenes del resultado en las redes sociales chinas en los últimos días hizo explotar la polémica.

Leé también: Un chino sirve comida de avión en uno de los restaurantes más raros del mundo
Ante la indignación general, la Administración Nacional de Patrimonio Histórico anunció la apertura de una investigación sobre estas obras y prometió tratar severamente a los eventuales responsables.

Una serie de fortificaciones

La Gran Muralla es en realidad una serie de fortificaciones separadas cuyo trazado se remonta a más de 2000 años en algunas partes. Fue construida para defender el país contra las invasiones desde el norte. Su longitud total está evaluada entre 9.000 y 21.000 km, en función de si se tienen o no en cuenta las partes desaparecidas.

Tan sólo un 8,2 % de la muralla construida durante la dinastía Ming se mantiene en buen estado, según alertó la Sociedad de la Gran Muralla de China, una entidad dedicada a la protección del monumento, en un estudio publicado en junio de 2015. La desapariciíon del monumento se debe a la erosión y la falta de mantenimiento pero también al robo de ladrillos utilizados para construir viviendas. Los autores de estos robos son pasibles de multas de 5.000 yuanes (670 euros).
Fuente: AFP vía Noticias Argentinas

Dejanos tu comentario

Más Leídas