mundo - inflación inflación
jueves 01 de septiembre de 2016

La oposición venezolana desafía a Nicolás Maduro en las calles de Caracas para exigir revocatorio

La tensión se elevó al máximo en Caracas y se temen choques violentos entre militantes opositores y partidarios de Maduro.

La oposición venezolana exigirá este jueves en las calles de Caracas, en lo que espera sea una marcha histórica, un referendo revocatorio contra el presidente Nicolás Maduro, quien responderá al desafío con otra manifestación, en medio de temores de brotes de violencia.

La tensión está al tope. Policías y tanquetas amanecieron ubicados en algunos sectores de la ciudad, que será escenario de lo que la oposición llama "Toma de Caracas", en el este, y la "Toma de Venezuela" convocada por chavistas en la Plaza Bolívar y en el Palacio de Miraflores, en el centro.

Decenas empezaron a concentrarse en el este de Caracas, bastión opositor. "O salimos a marchar o nos morimos de hambre, el gobieno ya no nos asusta", dijo a la AFP Ana González, de 53 años, quien viajó 12 horas en autobús para llegar a la capital.

"Cambio", "Revocatorio ya", se leía en pancartas que llevaban los manifestantes. Ocho de cada 10 venezolanos quiere un cambio de gobierno, según Datanálisis. Golpeada por la caída de los precios del petróleo, Venezuela sufre una escasez de alimentos y medicinas del 80% y una inflación que el FMI proyecta en 720% para este año.

La opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) se juega el todo por el todo y confía en abrir este jueves una nueva etapa de movilizaciones para presionar al Consejo Nacional Electoral (CNE) -al que acusa de chavista- a fijar la fecha de comienzo de la recolección de cuatro millones de firmas necesarias para convocar el referendo revocatorio.

"La oposición tiene el balón y se adentra al campo del adversario", opinó el analista Luis Vicente León, de la firma Datanálisis, quien se preguntó si "el gobierno entenderá que seguir arrinconando a la mayoría es una bomba de tiempo".

Describiéndose como una chavista fiel, Ana Hernández, un ama de casa que participó en una de las marchas que organizó el chavismo esta semana, afirmó que "hay que defender en la calle a la revolución y al presidente Maduro".

La MUD asegura que el referendo es una "válvula de escape" y que sólo cambiando al gobierno y a su modelo socialista se acabará la crisis. Maduro denuncia una guerra económica" "de empresarios de derecha y una "conspiración" de la oposición "fascista" aliada con Estados Unidos.

Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas