mundo mundo
lunes 28 de noviembre de 2016

La justicia alemana ratificó, por primera vez, condena a colaboracionista nazi durante el Holocausto

El fallo se refiere a Oskar Gröning, un nonagenario conocido como el "contable de Auschwitz" y acusado de colaborar en 300.000 asesinatos

El Tribunal Federal Supremo de Alemania (BGH) emitió hoy por primera vez una condena en firme por complicidad en el asesinato masivo en un campo de exterminio nazi.

El fallo se refiere a Oskar Gröning, un nonagenario conocido como el "contable de Auschwitz" y acusado de colaborar en 300.000 asesinatos, que fue condenado en julio de 2015 a cuatro años de prisión por la audiencia de Luneburgo, en el noroeste del país, recordó la agencia DPA.

Oskar Gröning admitió haberse incautado del dinero de judíos deportados al campo de concentración y exterminio de Auschwitz y de haber vigilado la llegada de los transportes al campo de concentración.

El Tribunal, que consideró que su participación era una eslabón necesario para hacer funcionar la maquinaria de exterminio nazi, condenó al nonagenario 70 años después del Holocausto por colaboración en el asesinato de cientos de miles de personas, sin que el acusado estuviese directamente relacionado con las muertes. Gröning presentó, en el aquel momento, un recurso en contra a la sentencia.

Por el momento, no obstante, está por ver si el acusado ingresa en prisión debido a su estado de salud.

Durante décadas, las personas que colaboraron de forma indirecta en asesinatos masivos durante la Segunda Guerra Mundial no fueron sentadas ante la justicia. Sin embargo, el cambio de enfoque judicial que permitió llevar ante el juez a quienes cooperaron con la maquinaria de exterminio nazi, vino propiciado por la condena de John Demjanjuk a cinco años de prisión en 2011 por complicidad en más de 28.000 asesinatos en el campo de exterminio de Sobibor.

Hasta entonces las fiscalías alemanas sólo presentaban demandas contra aquellos sobre los que podían demostrar una participación directa en los delitos, debido a una sentencia de 1969 de la Corte Suprema de Alemania que sostenía que no todo aquel que estuvo involucrado en la maquinaria asesina nazi de los campos de concentración podía ser responsabilizado por todo lo que ocurrió dentro de los mismos.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas