mundo - Brasil Brasil
lunes 04 de septiembre de 2017

La historia del falso fotógrafo de la ONU

Eduardo Martins aseguraba que vivía en Siria y vendía imágenes que tomaba de internet tras manipularlas digitalmente

Eduardo Martins, un surfista brasileño, oriundo de Sau Paulo y de 32 años, aseguraba desde su cuenta de Instagram ser un fotógrafo de Naciones Unidas destinado en diferentes campos de refugiados en Irak y Siria.

En dicha cuenta colgaba diferentes fotos, que no eran de su propiedad, de situaciones extremas de la que se hicieron eco medios como la BBC.

"Una vez, durante un tiroteo en Irak, dejé de fotografiar para ayudar a un niño que había sido golpeado por una bomba molotov", aseguró Martins a la Recount en octubre de 2016.

Durante el pasado mes de junio, Martins contactó a BBC Brasil para ofrecer sus servicios de forma gratuita.

La BBC relató que Martins se negó a hablar por teléfono alegando que estaba en el frente de batalla de Mosul, Irak. "Enviaba mensajes de voz por WhatsApp, siempre en archivos de audio, nunca grabados al instante", detallan.

BBC Brasil publicó una entrevista acompañada de imágenes y videos del supuesto fotógrafo, material que cuando salió a la luz la falsa identidad del brasileño fue retirado.

Natasha Ribeiro, colaboradora de BBC Brasil que vive en el Medio Oriente, fue la primera en sospechar del trabajo de Martins. Ribeiro puso en duda su trabajo cuando los periodistas destinados en Irak desconocían quien era esta persona.

Martins descargaba fotos de Internet y para ocultar su autoría invertía el plano horizontal de las mismas.

Muchas de las imágenes utilizadas por el brasileño pertenecían al fotógrafo estadounidense Daniel C. Britt "Esto es lo que sé: Eduardo Martins ha robado imágenes de varios sitios, incluido el mío, y las ha revendido a la agencia Getty Images y a Zuma Press", Asegruró Britt a BBC Brasil.

Advertido de las sospechas, a principios de agosto, el falso fotógrafo cerró su cuenta de Instagram y se despidió desde un número de WhatsApp que ya no está activo: "Estoy en Australia. Tomé la decisión de pasar un año en una furgoneta rodando por el mundo. Voy a cortar todo, incluyendo internet, también eliminar Instagram. Quiero estar solo. Hablaremos cuando vuelva. Abrazos", se despidió.

Fuente:

Más Leídas