mundo mundo
martes 14 de febrero de 2017

La contaminación humana llegó al fondo de los océanos

Los científicos de la universidad de Aberdeen y de Newcastle hallaron químicos contaminantes y pesticidas en los organismos de pequeños crustáceos llamados anfípodos.

Una investigación científica demostró que la contaminación humana ha llegado a los lugares más remotos de la tierra: las profundidades oceánicas de las Fosas Marianas y Kermadec.

Las Fosas Marianas están ubicadas cerca de Filipinas y la fosa de Kermadec está al oeste de Australia. Sus profundidades están entre los 7.000 y 11.000 metros bajo la superficie.

mapa marianas.png
Ubicación de las Marianas desde un mapa de superficie
Ubicación de las Marianas desde un mapa de superficie
imagen.jpg
Las Fosas Marianas son más profundas que la altura de Everest.
Las Fosas Marianas son más profundas que la altura de Everest.

Los científicos de la universidad de Aberdeen y de Newcastle hallaron químicos contaminantes y pesticidas en los organismos de pequeños crustáceos llamados anfípodos.

anfipodo.jpg
Un unfípodo de las profundidades del Pacífico.
Un unfípodo de las profundidades del Pacífico.


Los anfípodos investigados viven a unos 10.000 metros de profundidad. Los científicos creen que se contaminaron al devorar restos de animales marinos que a su vez se contaminaron con plásticos más cerca de la superficie.

tortuga-basura1.jpg
Los animales contaminados en superficie llevan la contaminación al fondo del mar a través de la cadena alimenticia.
Los animales contaminados en superficie llevan la contaminación al fondo del mar a través de la cadena alimenticia.


"Seguimos pensando en las profundidades del océano como un reino remoto a salvo del impacto humano, pero nuestra investigación demuestra que, tristemente, esto no es cierto", aseguró Alan Jamieson, investigador de la Universidad de Newcastle y autor principal de este estudio.

Los autores señalaron que los organismos de los crustáceos contenían Compuestos Orgánicos Persistentes (COPs), sustancias fueron prohibidas hace décadas debido al gran impacto ambiental como algunos pesticidas, bifenilos policlorados (PCB) y polibromodifenil éteres (PBDE).

pesticida.jpg
Pesticidas no biodegradables fueron hallados en los organismos de los crustáceos de profundidad.
Pesticidas no biodegradables fueron hallados en los organismos de los crustáceos de profundidad.


Fuente: Télam

Dejanos tu comentario

Más Leídas