mundo mundo
domingo 19 de junio de 2016

La conmovedora historia del elefante que pidió ayuda tras recibir un disparo

Se acercó a un grupo de veterinarios para que lo curaran. Llevaba varias semanas con una bala en la frente.

Pretty Boy es el nombre del protagonista de esta historia. Un macho de elefante que sobrevivió tras pasar semanas con una bala en la cabeza.

Los veterinarios de AWARE Trust, una organización encargada de preservar la fauna salvaje, acudieron al parque nacional Mana Pools (Zimbabue) tras recibir el aviso de que un elefante merodeaba herido.

Allí se encontraron con el paquidermo, que al ver el coche no dudó en pedir ayuda. "Él mismo se acercó para que lo examinaran" asegura AWARE en su página de Facebook.

Los especialistas, que describen al animal como "extremadamente amable y relajado", notaron lo que parecía un agujero de bala en la frente de Pretty Boy y decidieron sedar al elefante para hacerle una radiografía.

"Estuvo a cinco centímetros de la muerte", asegura la doctora Lisa Marabini, directora de AWARE. Pero la bala no traspasó el cráneo de Pretty Boy.

Los veterinarios curaron la herida y le administraron antibióticos para la infección provocada por la bala. Al volver para revisarlo al día siguiente pudieron verle "mucho más relajado y feliz".

Desde la entidad creen que un cazador furtivo, "un ser humano despreciable, impulsado por la codicia y la destrucción de la herencia de la fauna del planeta", puede haber disparado a Pretty Boy fuera del parque y que el elefante haya entrado para resguardarse.

Aunque tardará en recuperarse, Pretty Boy está a salvo, a diferencia de muchos otros elefantes que mueren para que algunas personas pueda colgar sus colmillos en los salones de su casas. AWARE seguirá informando sobre su recuperación en su página de Facebook.

Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas