mundo - Brasil Brasil
lunes 19 de junio de 2017

La comunidad gay de Brasil salió a la calle para defender sus derechos

Bajo el eslogan "Independientemente de nuestras creencias, ninguna religión es ley. Todas y todos por un Estado laico", la 21ª edición de la marcha del orgullo gay de San Pablo tomó las calles de esa ciudad este domingo.

El ya tradicional desfile eligió la defensa y garantía de un Estado laico como tema central. "Nuestros principales enemigos hoy son los fundamentalistas religiosos que insisten en condenarnos y retirarnos los derechos ya adquiridos", explicó Claudia Santos García, directora de la asociación que promueve el desfile en San Pablo.

Según la Asociación del Desfile del Orgullo de Gays, Lesbianas, Bisexuales y Transgéneros de San Pablo (Apoglbt SP), el factor religión incide de forma clara en la toma de decisiones económicas y políticas de Brasil. "Es una amenaza grave a la ciudadanía y a la democracia constitucional brasileña el hecho de que integrantes de los tres poderes públicos en cualquier nivel actúen teniendo como guía sus valores religiosos, sin atender a la ciudadanía, a la pluralidad y a los derechos humanos", afirmó la ONG.

La lucha por igualdad de la comunidad LGBT ha rendido frutos en Brasil.

Cirugías para cambio de sexo en hospitales públicos, adopción de niños por parejas del mismo género, matrimonio civil y permiso de maternidad para los padres son algunas de las victorias logradas en los últimos diez años. Sin embargo, los proyectos de leyes de identidad de género y para calificar la homofobia como un crimen llevan años a la espera en el Legislativo.

Según un informe de la Asociación Internacional de Lesbianas, Gays, Bisexuales, Transgéneros e Intersexuales, Brasil ocupa el primer lugar de homicidios de la comunidad sumando 340 muertes por homofobia en 2016.
Fuente:

Más Leídas