mundo mundo
domingo 16 de octubre de 2016

La campaña de Donald Trump ingresó en una severa crisis

A menos de un mes de los comicios, muchos de sus seguidores pretenden que dimita en favor de su compañero de fórmula, Mike Pence

La campaña presidencial de Donald Trump entró en una crisis sin precedentes. Sus comentarios vulgares sobre las mujeres dominaron el segundo debate con Hillary Clinton y dejaron al Partido Republicano en riesgo de implosión, mientras se suman nuevas acusaciones de abuso sexual en su contra. Ante los escándalos de Trump, muchos miembros de su partido optaron por tomar distancia del candidato presidencial estadounidense, dejando el camino libre a su contrincante, la demócrata Hillary Clinton, quien se mantiene discreta y deja al magnate debatirse solo en una espiral de polémicas.

A menos de un mes de las elecciones presidenciales del 8 de noviembre, la semana pasada estuvo marcada por distintos acontecimientos que afianzaron a Hillary Clinton en la carrera por la Casa Blanca.

Debate sin ideas
El segundo debate entre Donald Trump y Hillary Clinton estuvo marcado por la falta de ideas. Fue un enfrentamiento único en la historia del país, debido a su carácter virulento, con acusaciones de todo orden y golpes bajos.

Acorralado por la divulgación de sus comentarios degradantes sobre las mujeres, el millonario eligió durante el debate del pasado domingo responder con un ataque a Bill Clinton, esposo de la candidata, a quien acusó de ser "abusivo con mujeres". Además, amenazó a su rival con enviarla a prisión en caso de ser elegido presidente, por el interminable escándalo que enfrenta Clinton por sus correos electrónicos cuando era Secretaria de Estado.

La divulgación de un video de 2005 que muestra al millonario jactándose de agarrar a mujeres por los genitales provocó el distanciamiento de varias decenas de republicanos.

Muchos sugirieron que el magnate millonario abandone la campaña en favor de su compañero de fórmula, Mike Pence.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas