mundo mundo
sábado 19 de marzo de 2016

La asunción de Lula fue habilitada y luego frenada

Un alto tribunal dejó ayer sin efecto la prohibición, pero anoche un juez de San Pablo volvió a impedírselo.

Brasilia. En una nueva jornada de saltos y sobresaltos para el Gobierno de Brasil, un juez federal de San Pablo volvió a anular anoche de manera cautelar el nombramiento del ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva como ministro de la Casa Civil, después de que dos tribunales de segunda instancia suspendieran decisiones similares presentadas ayer.

Tertuliano da Silva, de la Justicia Federal de Assis, justificó su decisión con el argumento de que Lula y la presidenta Dilma Rousseff interfirieron en la investigación de corrupción en la petrolera Petrobrás.
La designación de Lula ya había sido suspendida por dos jueces de Brasilia y Río de Janeiro, pero otros dos tribunales derribaron posteriormente esas cautelares.

Da Silva aceptó una demanda presentada por un ciudadano para suspender el nombramiento de Lula por considerar procedente el argumento de que el mismo tan sólo busca proteger al ex mandatario con fuero privilegiado mientras es investigado en el marco del caso Petrobrás.

El juez también justificó su decisión con las revelaciones de las escuchas telefónicas al ex presidente divulgadas ayer y que levantan la sospecha de que Rousseff designó a Lula ministro para demorar el proceso jurídico en su contra.

Según Tertuliano da Silva, las conversaciones grabadas por la Policía demuestran la "arquitectura de los mecanismos ocultos y odiosos para interferir en los resultados de las investigaciones" a través de una "amplia actuación ilícita" basada en la obtención de "informaciones privilegiadas".

La Abogacía General de la Unión (AGU) informó que todavía no fue notificada de la nueva cautelar, pero anunció de que presentará un recurso contra la decisión.

El abogado del Estado, José Eduardo Cardozo, explicó ayer que, a pesar del pedido de suspensión, Lula continúa siendo ministro, aunque no podrá ejercer las funciones hasta que se resuelva la disputa judicial.

Arenga popular

Anoche, el ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva arengó a la multitud que lo ovacionó en San Paublo, en una manifestación de apoyo a la mandataria Dilma Rousseff, amenazada por un proceso de destitución.

"No vamos a aceptar que haya un golpe en este país", lanzó el ex dirigente sindical, nombrado esta semana jefe de Gabinete e investigado por presunta corrupción.

A primera hora de la tarde se supo que un tribunal de Río de Janeiro había anulado la segunda de las medidas cautelares presentadas contra el nombramiento del ex presidente brasileño como ministro de Rousseff, por lo que el ex mandatario podía ejercer su cargo de ministro, según confirmaron voceros de la Abogacía General de la Unión (AGU) a la agencia española de noticias EFE.

Lula había sido nombrado ministro de la Casa Civil el miércoles y un día después fue investido, pero entonces dos jueces ordenaron suspender los efectos de su posesión, a partir de sendas demandas presentadas por partidos y grupos opositores.

La condición de ministro le garantiza un fuero privilegiado y supone que las causas en su contra salgan de la órbita de la Justicia común y pasen a la Corte Suprema.
Fuente:

Más Leídas