mundo mundo
domingo 25 de septiembre de 2016

Joven madre bajó 60 kilos porque tenía vergüenza

Tras dar a luz a su hijo comenzó una rutina de ejercicio y comida equilibrada.

Natalie Burtina es una joven de 23 años de Mooroopna, Australia, que decidió tras dar a luz a su hijo que tenía que perder peso, ya que se sentía "avergonzada" de su cuerpo. Gracias a un cambio en su dieta y ejercicio esta chica consiguió bajar de los 135 kilos que pesaba a sus actuales 75.
Natalie Burtina pierde 60 kilos, Australia

Natalie Burtina segura que "no podía" mirarse en un espejo sin dejar de sentir vergüenza de su cuerpo. La joven se quedó embarazada con 20 años, cuando ya sufría por su peso.

Pero fue tras el nacimiento de su hijo, que padece autismo, cuando decidió que "tenía que hacer algo", informa el diario británico 'Daily Mail'. Así que tan pronto como pudo comenzó "andar y a comer más sano".

Cuenta que al principio no fue fácil, pero conforme el tiempo pasaba se sentía "un poco mejor" y decidió apuntarse al gimnasio, al que ahora acude entre dos y tres veces por semana.

Gracias a esta rutina de hacer ejercicio y comer alimentos con alto contenido en líquidos como frutas y verduras, esta ayudante de dentista ha conseguido perder unos 60 kilos de peso y anima a todos a seguir su ejemplo. "Simplemente comienza con algo. Te hace sentir mucho mejor. Si estoy teniendo un día muy estresante, encuentro que el gimnasio ahora me ayuda. Es como una terapia".

Actualmente esta joven disfruta de una figura envidiable que no duda en mostrar al mundo en su cuenta de Instagram, en la que también podemos ver imágenes de su pequeño.
Fuente: telecinco.es

Dejanos tu comentario

Más Leídas