mundo mundo
jueves 09 de junio de 2016

Israel reforzó la seguridad policial en Tel Aviv y su presencia militar en Cisjordania ocupada

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, anunció medidas "ofensivas y defensivas para actuar contra este fenómeno".

En una primera respuesta al atentado de anoche en el centro comercial Sarona de Tel Aviv, en el que murieron cuatro personas y seis resultaron heridas, Israel puso cerco a la localidad de origen de los atacantes, reforzó la presencia policial en la ciudad donde se produjo el ataque y sus alrededores, y engrosó la dotación de soldados israelíes en Cisjordania ocupada.

En ese marco, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, anunció medidas "ofensivas y defensivas para actuar contra este fenómeno".

"Ha habido un caso muy difícil aquí de asesinato a sangre fría por terroristas inhumanos", declaró el primer ministro acompañado por su recién nombrado ministro de Defensa, Avigdor Lieberman, y el titular de Seguridad Pública, Gilad Erdan, a su regreso esta madrugada de un viaje oficial a Rusia, informan hoy medios locales citados por la agencia de noticias EFE.

Tras calificar la situación como un desafío al que Israel responderá "firme e inteligentemente", Netanyahu dijo: "Mantuvimos una discusión sobre una serie de medidas ofensivas y defensivas que tomaremos para actuar contra este fenómeno", sin desvelar más detalles.

Netanyahu y Lieberman se reunieron esta madrugada con los altos mandos en la sede del Ministerio de Defensa, frente al lugar del ataque en el que murieron cuatro personas, para evaluar la situación antes de la reunión que mantendrá hoy el gabinete de ministros para asuntos de seguridad.

El atentado tuvo lugar ayer a las 21:30 (15:30 hora argentina) cuando dos personas abrieron fuego en un restaurante del popular "Sarona Market", una céntrica zona comercial situada frente a la principal base militar de Israel y sede del Ministerio de Defensa.

La policía israelí publicó hoy en un comunicado los nombres de las cuatro víctimas fatales. Se trata de Ido Ben Arie, 42 años, de Ramat Gan; Ilana Neve, 39 años, de Tel Aviv; Michael Feige, 58 años, de Midreshet Ben Gurión, y Mila Mishayev, 32 años, de Rishon Lezion.

Los atacantes fueron identificadas por las autoridades israelíes como dos primos palestinos de 21 años originarios de Yata, al sur de la localidad cisjordana de Hebrón, que carecían de los permisos necesarios para estar en Israel.

Uno de ellos fue detenido en el lugar de los hechos y el otro recibió disparos de un policía durante su huida y se encuentra hospitalizado.

Tel Aviv amaneció hoy con una fuerte presencia policial. La repartición reforzó las medidas de seguridad en la ciudad, y se hizo muy notoria en los jardines de infantes y escuelas primarias de la urbe y sus alrededores, señaló la agencia de noticias DPA.

Además, Israel suspendió las facilidades otorgadas a decenas de miles de palestinos con motivo del mes sagrado musulmán del Ramadán y, entre otros, congeló permisos para los palestinos para orar en la Explanada de las Mezquitas en Jerusalén.

Se trata de más de 80.000 permisos especiales de tránsito por territorio israelí, concedidos a los palestinos de Cisjordania y Gaza con motivo del mes sagrado del Ramadán.

Israel había concedido los permisos con motivo del Ramadán, para permitir el desplazamiento más ágil de palestinos durante la fiesta y que familiares de Cisjordania y Gaza pudieran celebrarlo juntos.
Entre los permisos "congelados" hay 204 que habían sido expedidos a familiares de los dos autores del atentado.

Así lo informó el coordinador de las actividades del Gobierno israelí en los territorios ocupados, el general Yoav Mordejai, en respuesta a las órdenes emitidas por el primer ministro, Benjamín Netanyahu y el titular de Defensa, Avigdor Lieberman, informan hoy medios locales.

La congelación de permisos especiales de entrada a Israel es una medida cautelar hasta la decisión final del gabinete ministerial de seguridad.

Durante la noche, el Ejército israelí­ rodeó el pueblo de Yata, que está aislado, y reforzó hoy sus dotaciones en el territorio ocupado de Cisjordania con dos nuevos batallones, informaron hoy las Fuerzas Armadas.

Yata se encuentra en una zona próxima a la "línea verde", la frontera de 1967, en la que no existe ningún tipo de separación que impida a los palestinos cruzar de un territorio a otro, lo que aparentemente facilitó su llegada a Tel Aviv, a unos 75 kilómetros.

Según el portal de noticias Ynet, debido a la falta de esa barrera de separación el porcentaje de jóvenes de Yata que han participado en ataques en Israel estos últimos meses es notoriamente más alto que el de otros pueblos palestinos y los cifra en "decenas".

"De acuerdo a las valoraciones de seguridad, la División de Judea y Samaria (nombres bíblicos de Cisjordania que son la denominación oficial israelí del territorio ocupado) será reforzada con dos batallones adicionales", indicó un comunicado militar.

Si bien no se especifica la cantidad de soldados de cada batallón, se estima que se trata de varios centenares de efectivos.
Los refuerzos están destinados a frenar una posible espiral de violencia a raíz del ataque, indicaron las fuentes militares.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas