mundo mundo
jueves 06 de julio de 2017

Inglaterra no permite que a Charlie lo internen en Roma

El bebé sufre una enfermedad rara y mortal, y los médicos británicos quieren retirarle la respiración artificial, decisión que rechazaron los padres.

La primera ministra inglesa, Theresa May, dijo que el prestigioso hospital infantil de Londres que atiende al bebé Charlie Gard, afectado de una dolencia rara y mortal, "siempre evaluará cualquier oferta o nueva información" que se presente para el tratamiento de un niño enfermo, sin embargo rechazó su traslado a Roma.

El Ministerio italiano de Exteriores informó que el Reino Unido considera que el traslado a Roma del bebé británico Charlie Gard, afectado de una enfermedad rara y mortal, no se puede realizar por "razones legales". Así lo comunicó el jefe de la diplomacia británica, Boris Johnson, a su homólogo italiano, Angelino Alfano, con quien habló por teléfono.

Johnson "expresó gratitud y agradecimiento" por la oferta italiana, pero explicó que "razones legales" impiden aceptarla, explicó.

May aludió al caso del pequeño de diez meses, al que los médicos en el Reino Unido quieren retirar la respiración artificial, en una comparecencia en la Cámara de los Comunes, cuando fue planteado por la diputada laborista Seema Malhotra, quien representa al barrio de Londres donde viven los padres, Connie Yates y Chris Gard.

En contra de la opinión médica, refrendada por la Justicia británica y europea, los padres quieren seguir probando en otros países tratamientos para su hijo, afectado de una enfermedad genética sin cura, para lo que han recaudado en internet 1,5 millones de euros.

Según May, "es una posición inimaginable para cualquiera y entiendo y aprecio totalmente que cualquier padre en estas circunstancias quiera hacer todo lo posible y explorar todas las opciones para su hijo gravemente enfermo".

"Pero también sé que ningún médico querría estar en la terrible posición de tener que tomar decisiones tan tristes", añadió, en alusión a la postura del hospital londinense de retirarle al niño la respiración artificial.

charlie4.jpg

"Tengo plena confianza en que el Hospital de Great Ormond Street ha evaluado y siempre evaluará cualquier oferta o nueva información que se presente con consideración al bienestar de un niño tremendamente enfermo", añadió.

Padecimiento
El caso de Gard, quien padece una variedad grave de encefalopatía mitocondrial que le ha causado daño cerebral y le impide respirar por su cuenta o mover sus extremidades, ha motivado una oferta de ayuda del presidente estadounidense, Donald Trump, y el apoyo del papa Francisco.

La negativa que dio el Reino Unido al traslado de Charlie a Roma se basa en la resolución del pasado 28 de junio del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH), que respaldó la decisión de la Justicia británica de dar una muerte digna al bebé de diez meses y rechazó así el recurso de los padres.

Por su parte, el centro médico romano comunicó ayer que está "preparado" para acoger a Charlie Gard porque "defender la vida humana, sobre todo cuando está herida por la enfermedad, es un compromiso de amor que dios confía a cada hombre".

Derechos vulnerados
Los padres recurrieron al tribunal europeo cuando los tribunales británicos autorizaron que Charlie fuera privado de la respiración artificial y argumentaron que el país había vulnerado su derecho a la vida, al oponerse el Great Ormond Street Hospital de Londres a un tratamiento experimental en Estados Unidos.
Fuente:

Más Leídas