mundo mundo
lunes 21 de marzo de 2016

Enviaron "amor y afecto a las familias y amigos de aquellos que volaban en AirDubai"

Natalia Oreiro y Martín Sastre dieron sus condolencias a los familiares de los muertos en la tragedia de Rostov del Don. Son muy queridos en Rusia.

Natalia Oreiro y Martín Sastre enviaron su muestra de cariño y preocupación a los familiares de las víctimas del accidente aéreo en el aeropuerto de Rostov del Don, Rusia.

"Enviamos nuestro amor y afecto a las familias y amigos de aquellos que volaban en AirDubai. Esta noticia nos ha sorprendido, Rostov on Don siempre ocupa una parte importante en nuestros corazones. Con todo nuestro amor, Natalia y Martín", se lee en el mensaje en ruso publicado por el director del documental "Nasha Natasha", sobre la gira de la uruguaya por Rusia durante el 2014.

Recordemos que en la madrugada del sábado un avión de la compañía FlyDubai se estrelló en el aeropuerto de Rostov del Don, en el sur de Rusia, en condiciones de mala visibilidad. Las 62 personas que iban a bordo fallecieron: siete miembros de la tripulación y 55 pasajeros.

La compañía aérea confirmó el accidente del Boeing 737-800 a las 3.42 hora local (00H42 GMT) el sábado, y anunció la muerte de los 55 pasajeros del vuelo FZ981 procedente de Dubai: 33 mujeres, 18 hombres y cuatro niños. Entre ellos, "44 rusos, ocho ucranianos, dos indios y un uzbeko", precisó en un comunicado publicado en la red social Facebook.

El presidente ruso, Vladimir Putin, presentó su pésame a las familias de las víctimas.

El avión se estrelló cuando realizó un "segundo intento de aterrizajedebido a las malas condiciones meteorológicas", indicó por su parte el Ministerio de Situaciones de Emergencia en un comunicado. "Rozó la pista de aterrizaje con un ala y empezó a desintegrarse", detalla el informe.

El aparato se prendió fuego después de estrellarse y el incendio fue sofocado al cabo de una hora, precisó el comunicado. Según LifeNews, el avión cayó a un centenar de metros de la pista de aterrizaje en condiciones de mala visibilidad.

Fuente:

Más Leídas