mundo mundo
martes 30 de agosto de 2016

El Senado brasileño hará el debate previo a la votación en el juicio político a Rousseff

Los 81 legisladores podrán hablar 10 minutos cada uno y la acusación y defensa presentarán sus alegatos finales durante una hora y media cada uno. Se espera que el debate se extienda por 18 horas.

El Senado brasileño celebrará este martes el debate previo a la votación final en el proceso que le puede costar la destitución a la presidenta Dilma Rousseff, que el lunes, ante la Cámara, denunció que es víctima de un "golpe" para instalar un gobierno "usurpador".

En la sesión de este martes los 81 senadores podrán hablar por 10 minutos cada uno y la acusación y defensa presentarán sus alegatos finales durante una hora y media cada uno, con derecho a sendas réplicas de una hora, por lo que si se respetan los tiempos, el debate se puede extender por 18 horas.

Una vez acaben las deliberaciones, tendrá lugar la votación final, que se realizará de forma nominal, lo que previsiblemente ocurrirá la madrugada del miércoles, según cálculos del presidente del Senado, Renán Calheiros.

Para que se apruebe la destitución, será necesaria una mayoría calificada de dos tercios (54 votos) entre los 81 senadores, una cifra que se presume accesible para los favorables a la salida de la mandataria.

En dos votaciones previas realizadas en fases anteriores del proceso en la Cámara Alta, los que apoyan la destitución de Rousseff sumaron 55 y 59 votos. "Estamos a un paso de la efectivización de una grave ruptura institucional. Estamos a un paso de que se concrete un verdadero golpe de Estado", dijo el lunes Rousseff en su alocución, en la que defendió su gobierno y acusó a la oposición de haber boicoteado su gestión tras la reelección en 2018.

La mandataria, suspendida en el cargo desde el 12 de mayo último, también denunció al "gobierno usurpador" de su vicepresidente MIchel Temer, y anunció que en caso de ser condenada apelará al Supremo Tribunal Federal porque según ella no cometió delito de responsabilidad contra la Constitución por haber alterado prioridades en el presupuesto 2015.

Temer, por su parte, siguió en el Palacio del Planalto la sesión, confiando en que su base aliada logrará más votos que el piso de 54 que se necesita para condenar a Rousseff, prohibirla de la vida pública durante ocho años y terminar con 13 años de gobiernos del Partido de los Trabajadores (PT).
Fuente: Télam

Dejanos tu comentario

Más Leídas