mundo mundo
sábado 11 de febrero de 2017

El relato de un cirujano argentino en Yemen: "La guerra está devastando la población"

El cordobés Andrés Carot ya trabajó en 15 misiones humanitarias y ahora vive en primera persona el horror del conflicto de la nación más pobre del mundo árabe.

Por Leticia Pogoriles

El cirujano argentino Andrés Carot trabaja desde noviembre pasado en un hospital de Yemen, un país sumido en una de las peores guerras de la actualidad, y desde allí contó en primera persona el horror de un conflicto "que está devastando a la población" de la nación más pobre del mundo árabe.

En 25 años, Yemen, un país de 27 millones de habitantes ubicado en el sur de la Península Arábiga, sufrió una guerra civil, uno de los episodios más intensos de la llamada Primavera Árabe, un levantamiento armado separatista, un conflicto regional y una campaña de bombardeos estadounidenses en curso.

Fue en este territorio donde el flamante presidente de Estados Unidos, Donald Trump, envió drones sin piloto -en sus primeras 24 horas como mandatario- que mataron al menos a 66 personas en diferentes bombardeos.

En medio de esta situación, el lado B de la humanidad resurge y aparecen personas que arriesgan sus vidas a diario para salvar otras.

Uno de ellos es Carot, de la organización humanitaria Médicos Sin Fronteras (MSF), un cirujano egresado de la Universidad Nacional de Córdoba que con 38 años ya trabajó en 15 misiones humanitarias.

"Es muy importante que sepamos lo que está pasando aquí y tomemos conciencia de lo que significa el ataque deliberado a la población civil y la falta de respeto fulminante a la ley internacional humanitaria -como ataques a hospitales, mercados, escuelas- que ocurren en Yemen ahora mismo, la guerra está devastando a la población del país", contó Carot en diálogo con Télam.

Según estima MSF, en este conflicto que se inició en marzo 2015, unas 10.000 personas murieron y unas 30.000 resultaron heridas, pero es probable que los números reales sean mucho más altos. Sólo MSF trató a "más de 51.000 heridos", dijo Carot.

"Los ataques aéreos, las bombas y los combates en las calles de zonas densamente pobladas están causando muchas víctimas civiles y daños, incluida la infraestructura médica, de agua y saneamiento y energía. Además, hay más de 3 millones de personas desplazadas, y el 80% de la población necesita ayuda humanitaria para subsistir", contó.

Este cirujano sin fronteras participó en misiones humanitarias en Nigeria, Haití, Afganistán, India, Sierra Leona, Sudán del Sur, Siria y Etiopía antes de recalar por segunda vez en el Hospital de Abs, una pequeña localidad de la provincia de Hajjah, en el noroeste de Yemen, donde MSF es la única organización médica internacional presente.
Fuente: Télam

Dejanos tu comentario

Más Leídas