mundo mundo
domingo 29 de mayo de 2016

El peluquín de Trump

Una investigación periodística concluye que el candidato republicano también miente en cuanto a su pelo.

Puede que les parezca una frivolidad. ¿Qué más da si el grimoso tupé del magnate estadounidense es fruto de un intricado diseño de arquitectura capilar o un peluquín más falso que un billete de 30 euros?

Y probablemente tengan razón. De no ser porque una de las principales virtudes políticas de Trump es que nunca miente. No le hace falta porque es millonario y no tiene que someterse al yugo del lobbismo de Washington. Una afirmación que se ha convertido en uno de sus mantras de campaña.

Demostrar que Trump miente hasta cuando habla de una cosa tan superficial como su cabellera no es, por tanto, tan frívolo como podría parecer. Y aunque la prensa estadounidense (la progresista y también la conservadora) ha despellejado hasta la última de las alucinógenas interpretaciones que el republicano hace de la realidad, nadie se había atrevido con su pelo... hasta ahora.
Fuente: telecinco.es

Dejanos tu comentario

Más Leídas